La fotocopia del DNI deja de ser necesaria en los trámites con la Administración

El Estado será el encargado de comprobar, de oficio, la identidad del interesado

A partir de hoy, los ciudadanos ya no necesitan ir provistos de una fotocopia de su Documento Nacional de Identidad (DNI) ni de volantes de empadronamiento cuando vayan a realizar sus trámites con la Administración. Los extranjeros tampoco tendrán que aportar documentos acreditativos de su identidad.

Esta medida, contemplada en dos Reales Decretos aprobados por el Consejo de Ministros el pasado mes de abril, según publica hoy el Boletín Oficial del Estado (BOE), recoge que será el departamento al que se solicite el trámite "el encargado de comprobar, de oficio, la identidad del interesado".

De esta manera, se suprimirá la presentación de fotocopias por una consulta telemática a la Dirección General de la Policía y de la Guardia Civil, en el caso de los Documentos Nacionales de Identidad, y al Instituto Nacional de Estadística (INE), para la verificación del empadronamiento. Hasta ahora, en la mayoría de las relaciones de los ciudadanos con la Administración, éstos debían indicar su lugar de residencia con la presentación de un certificado de empadronamiento expedido por el municipio en el que estaban registrados.

Un ahorro de cuatro millones de fotocopias

Según datos de la Administración, cada año se emiten más de diez millones de documentos acreditativos de la residencia y, de ellos, tres millones los pedía la Administración. Fuentes del Ministerio de Administraciones Públicas (MAP) han explicado que la iniciativa responde al "espíritu del Gobierno" de no exigir documentos a los ciudadanos que ya están en poder de la Administración.

El Ministerio considera que con la entrada en vigor de esta norma se ahorrarán cuatro millones de fotocopias de DNI y 3,5 millones de certificados de empadronamiento. Esta iniciativa también beneficiará a los extranjeros con residencia en España, que tampoco tendrán que presentar un duplicado de su documento acreditativo de residencia.

Además, el BOE incluye que con esta supresión se dota "de mayor seguridad al método actual de verificación de la identidad de un ciudadano, ya que es más fácil manipular una fotocopia que suplantar la identidad del sistema de verificación de datos". La consulta se realizará "con máximas garantías de seguridad y preservando la privacidad de los datos" y en el supuesto de que el ciudadano no diera su consentimiento a esta comprobación "deberá aportar" su correspondiente fotocopia del documento.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50