Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Zapatero pide al tripartito que abra una etapa de "sosiego" en Cataluña

El presidente del Gobierno enumeró sus cuatro prioridades para Cataluña: acelerar el potencial competitivo, el cambio demográfico, fijar su posición en España y abrir "una etapa de sosiego"

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha pedido hoy a las fuerzas que integran el tripartito catalán que abran una "etapa de sosiego" en la región. El presidente aprovechó una intervención en un foro para garantizar su colaboración con la Generalitat sin dejar de mantener unas "relaciones positivas" con CiU.

Zapatero hizo esa petición en presencia de los máximos dirigentes de las tres fuerzas políticas que lo componen: José Montilla, Josep Lluis Carod-Rovira (al que saludó brevemente al término del acto) y Joan Saura.

El jefe del Ejecutivo dedicó gran parte de su intervención en el foro Tribuna de Barcelona para hacer un repaso de la actual situación de la región. Para Zapatero, Cataluña tiene ante sí cuatro grandes prioridades: acelerar el potencial competitivo, hacer frente al intenso cambio demográfico, fijar su posición en el conjunto de España y abrir "una etapa de sosiego", tras las "turbulencias" del periodo anterior.

Zapatero consideró que la personalidad de Montilla puede contribuir a que ese sosiego que considera necesario presida la actuación del Gobierno de la Generalitat, y garantizó que va a mantener una plena colaboración con el nuevo Ejecutivo catalán.

Al mismo tiempo, dijo ser consciente de la "realidad política plural de Cataluña" y de que hay en esta Comunidad fuerzas políticas que tienen una representación importante en el Congreso de los Diputados. Por eso dijo: "Como presidente del Gobierno, voy a dar apoyo y a trabajar con el Gobierno catalán, pero también voy a tener unas relaciones positivas con Convergencia i Unió, ya que me parece que es conveniente porque ha dado respaldo a mi Gobierno y porque quiero seguir teniendo esa relación con todas las fuerzas políticas catalanas".

Al acto de "Tribuna Barcelona" en el que intervino Zapatero, organizado por el El Periódico de Catalunya, asistieron cerca de 650 personas, entre ellas -además de los representantes del tripartito- numerosos empresarios y el alcalde de Barcelona, Jordi Hereu.

Por motivos de agenda, según fuentes del gobierno catalán, no acudió el presidente de la Generalitat, Pasqual Maragall.