La corrupción en las administraciones públicas

Dimiten el alcalde y los ediles de Telde por el 'caso Faycán'

El Gobierno espera no tener que disolver el consistorio

Madrid / Santa Cruz de Tenerife / Telde -
Unas 400 personas se concentraron anoche en Telde para expresar públicamente su repulsa a los miembros del gobierno municipal por su presunta implicación en el <i>caso Faycán</i>.
Unas 400 personas se concentraron anoche en Telde para expresar públicamente su repulsa a los miembros del gobierno municipal por su presunta implicación en el <i>caso Faycán</i>.EFE

El alcalde de Telde, Francisco Valido, y los cinco concejales, todos del PP, detenidos e imputados en el caso Faycán, han presentado hoy su dimisión al cargo y la renuncia a sus actas, aunque seguirán hasta que su decisión sea efectiva en un pleno municipal previsto para el día 24.

Más información

El alcalde de Telde, Francisco Valido, y los cinco concejales, todos del PP, detenidos e imputados en el caso Faycán, han presentado hoy su dimisión al cargo y la renuncia a sus actas, aunque seguirán hasta que su decisión sea efectiva en un pleno municipal previsto para el día 24. El presidente del PP de Canarias, José Manuel Soria, dijo ayer que los miembros de su partido en el ayuntamiento implicados en el caso estaban dispuestos a entregar sus actas al partido. El PP pretende así sustituirlos por los suplentes para crear un nuevo equipo de gobierno.

Estas dimisiones suponen que la alcaldía siga de momento en manos de Francisco Valido y que los concejales implicados continúen en sus competencias y no sean sustituidos por otros candidatos de su lista electoral hasta que la renuncia se formalice en el pleno que tendrá lugar dentro de dos semanas. Valido y los cinco concejales han anunciado su decisión a las 14.10 horas en una comparecencia pública tras reunirse durante varias horas en las oficinas municipales de Telde, mantener contactos con los diversos grupos políticos del Ayuntamiento de Telde y presentar sus renuncia en el registro del consistorio.

Por su parte, la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, ha señalado hoy que la disolución de un ayuntamiento es "una medida realmente extrema", porque anula la voluntad expresada por los ciudadanos en las urnas, "lo que en democracia es muy grave" y es la "última decisión que se debe adoptar".

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros de hoy, la portavoz del Ejecutivo ha recalcado que la disolución de un ayuntamiento, medida que corresponde al Gobierno y sólo tomada en una ocasión, Marbella, es "una medida realmente extrema". "Lleva consigo anular la voluntad expresada por los ciudadanos en las urnas y esto en democracia es muy grave, la última decisión que se debe adoptar", ha expuesto De la Vega.

El Gobierno de Canarias ha defendido hoy que sean los partidos políticos a través de los grupos municipales los que regeneren el Ayuntamiento de Telde y "sólo si la corporación no se recompone habría que plantearse la creación de una gestora municipal".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción