Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

ETA anuncia "un nuevo esfuerzo" para impulsar el proceso de paz, que considera "bloqueado"

La banda amenaza con romper las negociaciones si el Gobierno no cumple sus "compromisos" y cree necesario que este otoño se den "pasos visibles" de cara al proceso

La banda terrorista ETA anuncia, en el número de octubre de su boletín interno Zutabe, "un nuevo esfuerzo en el carril de la negociación con el Gobierno de España" con la voluntad de "reconducir" un proceso que, según la organización, se encuentra "bloqueado". El diario Gara en su edición digital se hace eco de las palabras de ETA, que responsabiliza de la situación a los Estados español y francés, así como a algunos partidos -en concreto a PSOE y PNV­-, porque han dejado pasar "un tiempo precioso" durante los últimos meses.

La organixación expresa, según Gara, su "firme voluntad" de dar una "salida democrática al conflicto mediante la negociación" y advierte de que si "continúan" los "ataques" contra Euskal Herria, la banda terrorista "responderá".

La banda utiliza los términos "crisis" y "bloqueo" para referirse al momento actual del proceso de resolución del conflicto y acusa a algunos formaciones políticas, especialmente PSOE y PNV, de priorizar sus intereses partidistas e intentar debilitar las posiciones de la izquierda abertzale­ desde que el pasado 24 de marzo entrase en vigor el alto el fuego permanente.

"El proceso se pudrirá"

Los terroristas achacan a los citados partidos el haber perdido "un tiempo precioso" en el que "no se ha dado un solo paso visible en el proceso democrático y en el que no han cesado la opresión y las agresiones contra Euskal Herria". Y advierte de que, de seguir con esas actitudes "mezquinas", el proceso "se pudrirá".

Sin embargo, en esta ocasión la banda anuncia en el comunicado su voluntad de "llevar a cabo un nuevo esfuerzo en el carril de la negociación que tiene abierto con el Gobierno de España".

Para que el proceso avance, ETA exige al Ejecutivo "una respuesta positiva [...] a la demanda concreta de cumplimiento de los compromisos que adoptó para dejar a un lado la represión y cesar en los ataques", así como un compromiso claro "a respetar el resultado del proceso de Euskal Herria; es decir, la voluntad de los ciudadanos vascos". Además, considera necesario que este otoño se den "pasos visibles" de cara al proceso democrático. "Para ello, de antemano, deberían cerrar los acuerdos necesarios para el desarrollo del proceso", insiste la organización armada, que indica en tono amenazante que "de no ser así, el proceso se rompería".

Cinco frentes

La banda hace hincapié en la reacción ante las agresiones que llegan de Madrid y París y afirma que los que "abogan por que el proceso sea en favor de los derechos de Euskal Herria tienen el deber de responder a la represión". A su juicio, la labor de "los agentes que defendemos Euskal Herria, los abertzales de izquierdas", tiene cinco ejes: "hay que hacer frente a la ofensiva del Estado español; hay que abrir una nueva fase de lucha frente al Estado francés (para que no se desinhiba ante el conflicto y su solución); hay que impulsar pasos decisivos en el proceso democrático; [...] hay que actuar de forma rápida y prudente; y fortalecer la izquierda abertzale".

Asimismo, ETA advierte de que "no aceptará seudo-soluciones ni trampas" y que la base de la resolución se sustenta en la autodeterminación y la territorialidad, según informa Gara.

"El compromiso de ETA es claro. Tiene la firme voluntad de dar una salida democrática al conflicto mediante la negociación. Pero, con la misma firmeza, decimos que ETA no aceptará que el Gobierno español utilice tácticamente el proceso para imponer un nuevo fraude a Euskal Herria y mantener la situación de opresión sobre nuestro pueblo. Lo hemos dicho claramente: si continúan esos ataques a Euskal Herria, ETA responderá", asegura el comunicado, sexto de la banda desde el anuncio del alto el fuego el pasado 22 de marzo.