Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
El proceso para el fin del terrorismo

El Gobierno avisa a ETA de que el proceso "no se cambia con comunicados ni chantajes"

La banda difundió anoche un mensaje en el que anuncia "un nuevo esfuerzo" negociador

El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha advertido hoy a ETA de que "las reglas del proceso de paz son inamovibles" y "no se cambian ni con comunicados ni con chantajes". Rubalcaba ha reiterado que el Ejecutivo mantiene su "voluntad" de "iniciar el diálogo" con la banda terrorista, aunque, ha subrayado, "en ausencia de violencia".

"Esas reglas se resumen fácilmente. Tienen un requisito previo: que no haya violencia. Tienen una metodología, que es el diálogo. Y tienen un marco para ese diálogo: la legalidad vigente", ha manifestado Rubalcaba a los periodistas en Santoña, hasta donde se ha desplazado para recibir la medalla de oro que el Ayuntamiento de esa localidad cántabra ha concedido a la Guardia Civil.

El titular de Interior ha recalcado que "el Gobierno tiene una gran voluntad por ver el final de la violencia en Euskadi y en el resto de España, pero también tiene una determinación y una firmeza total para que esas reglas se cumplan", al tiempo que ha subrayado: "hay un marco del cual no nos vamos a salir y es la legalidad vigente".

Según Rubalcaba, esas reglas están en la actualidad en "blanco sobre negro". "De ahí no nos vamos a mover ni una coma", ha remarcado el ministro, quien ha recomendado a los terroristas que "lean" esas reglas "y las sepan, porque eso es a lo que hay que atenerse".

El inicio del diálogo, "ni lejos ni cerca"

Rubalcaba ha rehusado comentar si considera que el proceso está bloqueado y, tras reiterar la "voluntad del Gobierno de iniciar el diálogo en ausencia de violencia", ha recordado que "eso tiene su ritmo y sus reglas". Preguntado por los periodistas sobre el inicio del diálogo con la banda, ha contestado que "no está ni lejos ni cerca, ni arriba ni abajo".

Rubalcaba tampoco ha querido valorar el comunicado difundido anoche por ETA y se ha limitado a indicar que "lo importante es que los ciduadanos tengan claro qué es lo que el Gobierno va a hacer y lo que nunca va a hacer".

La banda terrorista considera, en el número de octubre de su boletín interno Zutabe recogido en una información de la edición digital del diario Gara, que existe "una crisis del proceso" negociador y advierte de que "si el Gobierno español no cumple sus compromisos, y no hay pasos visibles, el proceso se romperá". ETA anuncia "un nuevo esfuerzo en el carril de la negociación con el Gobierno de España", con la voluntad de "reconducir" un proceso que, según dice, se encuentra "bloqueado".

Rajoy insta al Gobierno a "no ceder más"

El presidente del PP, Marino Rajoy, ha afirmado que ETA ha vuelto a demostrar que "no quiere la paz", lo que obliga al Gobierno a "no ceder más", por lo que ha trasladado al Ejecutivo que sólo "si se planta y vuelve a la normalidad" tendrá el apoyo de su partido. Para el líder del PP, que se ha preguntado "qué clase de proceso de paz es este", la declaración de la banda terrorista demuestra que ETA "no cambia" al mantener "la extorsión, el robo de armas y sus amenazas" porque lo único que quiere, ha manifestado, es "la autodeterminación y Navarra".

El portavoz parlamentario del PSE-EE, José Antonio Pastor, ha respondido a ETA que si con su último comunicado pretende "amenazar o chantajear" esta actitud "no va a tener ningún efecto". En declaraciones a Radio Euskadi, Pastor ha dicho que a los socialistas les importa "muy poco" lo que la organización terrorista diga en torno al proceso de paz, porque "las condiciones están perfectamente fijadas" en la resolución aprobada por el Congreso de los Diputados.

El portavoz del EBB del PNV, Iñigo Urkullu, ha reclamado a la banda que "no usurpe el nombre" del pueblo vasco y no "frustre sus ansias" de paz y normalización. Asimismo, ha advertido de que, aunque "todos" deben dar "pasos" para lograr estos dos objetivos, es la banda armada la que "sigue teniendo una deuda con la sociedad vasca desde hace 40 años".

El coordinador general de IU, Gaspar Llamazares, ha emplazado a ETA a demostrar con "hechos" que está dispuesta a acabar con la violencia, al margen de lo que pueda decir en sus boletines internos, ya que ahora es la "presión" que ejerce la organización lo que, a su juicio, dificulta el proceso de paz.