Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cullera aprueba el plan 'Manhattan' con los votos de PP y Unión Valenciana

El proyecto contempla la construcción de 33 torres de hasta 25 alturas en 610.000 metros cuadrados

Madrid / Cullera (Valencia)

El pleno del Ayuntamiento de Cullera aprobó ayer el proyecto urbanístico conocido como Manhattan de Cullera, que contempla la construcción de 33 torres de hasta 25 alturas y otras dos torres de 40 en 610.000 metros cuadrados. Este complejo podrá albergar a 20.000 en 5.000 viviendas.

Cullera cuenta en la actualidad con 23.200 habitantes, y este proyecto significaría duplicar su población con un plan que incluye la construcción de un hotel de 40 plantas y un puerto deportivo en la desembocadura del Júcar. De las 5.000 viviendas previstas en este plan, 1.170 serán de protección oficial y dependerán del Ivvsa (Instituto Valenciano de Vivienda).

Una vez aprobado el plan -con los votos favorables de PP y Unión Valenciana, en contra de PSOE y Alternativa Progresista de Cullera (APC) y la abstención del Bloc- será remitido al Consell, órgano que será el encargado de dar luz verde definitiva al proyecto para que se inicien las obras de construcción.

Dos informes desfavorables

El conocido como Manhattan de Cullera cuenta con dos informes desfavorables de la Demarcación de Carreteras del Estado, dependiente del Ministerio de Fomento, y de la Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ). Así, la Demarcación de Carreteras del Estado supeditó la construcción a la mejora del enlace de la carretera N-332 con el sur de Cullera. Por su parte, la Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ) alegó "la no existencia de suficientes recursos hídricos en los pozos municipales" para abastecer a la población.

Por el contrario, la Dirección General de Obras Públicas de la Conselleria de Infraestructuras sí emitió un informe favorable aunque incidió en la necesidad de que las obras de la conexión viaria deben ser sufragadas por los propietarios de la Vega. El secretario de Territorio y Vivienda del PSPV-PSOE, Eugenio Burriel, ha señalado que si el conseller de Territorio y Vivienda, González Pons, aprueba este proyecto "habrá consumado un nuevo atentado de destrucción grave de nuestro litoral y, además, lo habrá hecho incumpliendo sus propias exigencias legales". Igualmente, ha calificado de "escándalo" que un proyecto de este tipo haya sido "impulsado" por el Instituto Valenciano de la Vivienda (Ivvsa) y "consentido" por la conselleria".

Sin agua

Al respecto, Burriel ha recordado que cuando hace un año la conselleria aprobó el PAI del Manhattan de Cullera "lo condicionó a que, antes de su aprobación definitiva por parte del Ayuntamiento, se resolvieran los accesos y la disponibilidad de agua". Sin embargo, según el secretario de Territorio y Vivienda del PSPV-PSOE, "en estos momentos, Carreteras del Estado dice que no están garantizados los accesos y la Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ) ha emitido un informe desfavorable con respecto al abastecimiento de agua".

Según Burriel los enlaces entre la variante de Cullera y el acceso a la urbanización no están asegurados y por lo tanto, "más de 5.000 casas, es decir, más de 20.000 personas, van a ponerse a vivir en un sitio que está encajonado entre el río, el mar y la ciudad sin los accesos adecuados". "Es ése el territorio de calidad que propugna González Pons", se ha preguntado el responsable socialista.