Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP denuncia destrozos en uno de sus autobuses electorales en Tarragona

Un grupo de jóvenes increpa a Carod en un acto en la universidad

El PP de Catalunya ha denunciado ante el Cuerpo Nacional de la Policía (CNP) la agresión que ha sufrido uno de los autobuses de tipo inglés que el partido de Josep Piqué utiliza para hacer propaganda en la ciudad de Tarragona.

El autobús, de dos pisos y en el que aparece la imagen de Piqué con los lemas electorales del PP, apareció con los cristales rotos y con pintadas en las que se podía leer "Feixistes, foteu el camp" (Fascistas, fuera), "No sois catalanes" y "Ninguna agresión sin respuesta".

Este vehículo, que estaba aparcado en un aparcamiento cerrado pero situado al aire libre de la ciudad de Tarragona, es uno de los 14 autobuses propagandísticos del PP que estos días recorren las localidades catalanes, coincidiendo con la campaña electoral. Por su parte, Ciutadans-Partit de la Ciutadania, que se presenta por primera vez a las elecciones al Parlament de Catalunya, ha condenado estos actos violentos, así como los desperfectos ocasionados contra la sede de la Agrupación Democrática Municipal de Calafell (Tarragona).

La formación expresó su "repulsa" ante estos hechos porque "es intolerable que en una sociedad civilizada y democrática se den actos de violencia para coartar la libertad de expresión", tanto de las asociaciones como de los ciudadanos, según señala en un comunicado.

Carod, increpado

Mientras, una quincena de jóvenes han increpado al líder de ERC y candidato a la presidencia de la Generalitat, Josep Lluís Carod-Rovira, momentos antes de un acto celebrado en la Universidad de Barcelona para presentar las propuestas de las juventudes de ERC, las JERC. El incidente ha tenido lugar cuando Carod-Rovira entraba en el aula magna de la Facultad de Derecho de la UB, y el grupo de jóvenes le han insultado y gritado "Carod, cabrón, España es tu nación", aunque esto no ha impedido que el líder republicano desarrollase el acto sin ninguna interrupción.

Según han indicado a los periodistas los protagonistas del incidente, todos ellos son estudiantes de la citada Facultad y, aunque no militan en ningún grupo político, sí que se identifican con "las ideas" de varias organizaciones de la ultraderecha española.