Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mel Gibson deberá asistir durante un año a las reuniones de Alcohólicos Anónimos

La sentencia del juez obliga al actor y director a cumplir tres años de libertad condicional

El actor Mel Gibson deberá cumplir tres años de libertad condicional por conducir con un nivel de alcohol superior al autorizado, tras no rechazar los cargos en su contra, en una vista realizada hoy ante un juez de Malibú (EE UU). Gibson, de 50 años, no estuvo presente en la audiencia y efectuó su declaración ante el juez Lawrence Mira a través de su abogado. El juez ha ordenado además al director de La Pasión de Cristo y ganador del Oscar por Braveheart asistir a las reuniones del grupo de Alcohólicos Anónimos cinco veces por semana durante cuatro meses y medio. Tras cumplir ese período de terapia contra el alcohol, Gibson deberá acudir a esas sesiones sólo tres veces a la semana durante otros siete meses y medio.

Asimismo, el magistrado ha dispuesto que el actor participe durante tres meses en otro programa contra el abuso de alcohol, y le ha impuesto una multa de 1.300 dólares, además de restringir por 90 días el uso de su permiso de conducir. El actor y director se ha comprometido, dentro de un acuerdo alcanzado con la fiscalía para evitar ir a la cárcel, a grabar un anuncio sobre los riesgos de conducir embriagado.

Detención

Gibson fue detenido el pasado 28 de julio por conducir con un nivel de alcohol superior al permitido legalmente. Según la Policía, cuando Gibson fue detenido en el área de Malibú tenía unos niveles de alcohol en la sangre del 0,12%. Además, llevaba una botella de tequila en el Lexus LS que conducía a más de 160 kilómetros por hora por Malibú.

El incidente se agravó cuando Gibson trató a una policía de modo soez, se declaró dueño de Malibú y dijo que los judíos tenían la culpa "de todas las guerras del mundo". El propio actor reconoció su error y se disculpó dos veces públicamente por lo ocurrido.