Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Jornada de recuerdo a los compañeros muertos

El ministro de Defensa, y las bases de Colmenar Viejo, El Copero y Figueirido recuerdan en varios actos a los 17 militares muertos hace un año en Afganistán

El 16 de agosto de 2005 la misión española en Afganistán sufrió un duro golpe: 16 efectivos de la base de Herat murieron al caer el helicóptero Courat en el que viajaban. Hoy, un año después, España recuerda a los 17 fallecidos en varios actos.

El ministro de Defensa, José Antonio Alonso, ha asistido al homenaje que se ha celebrado en el Cuartel General del Ejército del Aire, en Madrid. Ante el monumento a los 123 militares fallecidos en misiones en el exterior ubicado ante el Cuartel General del Ejército del Aire, el ministro ha depositado una corona de flores en memoria de los fallecidos en un acto breve, de unos 20 minutos. Al mismo han asistido los Jefes de Estado Mayor de los tres Ejércitos, encabezados por el Jefe del Estado Mayor de la Defensa, Félix Sanz Roldán, así como el secretario de Estado de Defensa, Francisco Pardo; el director general de la Guardia Civil, Joan Mesquida, y el director del CNI, Alberto Saiz.

No ha sido el único recuerdo a los cascos azules que fallecieron en el Cougar. Las bases de Colmenar Viejo (Madrid), El Copero, en Sevilla, y la de Figueirido, en Pontevedra, han celebrado actos protagonizados por los familiares. Estos homenajes han transcurrido de forma privada e íntima, por expreso deseo de las familias, que han querido recordad a sus parientes en estos actos más discretos y alejados de los medios de comunicación, frente al homenaje celebrado en Madrid, presidido por el ministro de Defensa.

Al acuartelamiento de El Copero, en Dos Hermanas (Sevilla), pertenecían cuatro militares, y acoge la Unidad de Batallón del Helicópteros de Maniobras del Ejército de Tierra Número IV (BHELMA). A la base de las Fuerzas Aeromóviles del Ejército de Tierra (FAMET), en la localidad madrileña de Colmenar Viejo, pertenecía el sargento Alfredo Francisco Joga, en comisión de servicio en la base sevillana de El Copero. Y a la base pontevedresa de Figueirido estaban adscritos 12 de los 17 militares que murieron en Afganistán.

Al concluir el homenaje, en declaraciones a los periodistas, Alonso ha manifestado el "respeto, reconocimiento y admiración" por los 17 fallecidos, que hicieron un "servicio impagable" en un país donde se necesita a los militares españoles, que hacen "una tarea magnífica".

Conversación Herat

Después, el ministro ha mantenido una conversación por videoconferencia con los responsables de las tropas españolas desplegadas en Afganistán, en concreto en Herat. Alonso se ha interesado por la situación en el país, donde también hoy la jornada ha estado marcada por el recuerdo a los compañeros fallecidos. Los coroneles García Sánchez y García Arnaiz han explicado que la zona oeste -de responsabilidad española- está "más o menos tranquila" y que en la base se hace vida normal. De hecho han explicado que la moral de las tropas está alta porque la situación del país va mejorando.

Según han explicado los portavoces de los militares que setán destinados actualmente en el país asiático, la zona más preocupante para la misión ISAF es la región sur y para la zona de responsabilidad española la cercana a la localidad de Farah. El ministro les ha querido transmitir en su nombre, el del Gobierno y en el de los ciudadanos españoles el "agradecimiento y orgullo" por cumplir esa labor, al tiempo que les ha pedido que extremen sus medidas de seguridad.