Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Controlado el incendio forestal declarado ayer en Ávila

Una avioneta se estrella cuando se dirigía hacia la población de Pedro Bernardo para participar en las labores de extinción

El piloto de una avioneta que se dirigía hacia Pedro Bernardo (Ávila) para participar en las labores de extinción de un incendio, resultó ileso, tras estrellarse el aparato en el vecino municipio de Mijares (Avila), donde se declaró un incendio, que se sumó a otro ya existente en la zona.

Según informaron fuentes del Servicio de Emergencias 112 de Castilla y León, el único ocupante de la avioneta no necesitó asistencia médica y salió por su propio pie del aparato.

En el momento del accidente, la avioneta de carga en tierra se dirigía hacia Pedro Bernardo, para participar en los trabajos destinados a extinguir las llamas de un incendio que se declaró en este municipio en torno a las 19.30 horas.

La Junta de Castilla y León decretó el nivel 2 de Infocal, ya que las llamas se encontraron a menos de dos kilómetros del casco urbano, lo que hizo que la alcaldesa del municipio, Petra Ruiz, calificara la situación de "dramática".

El operativo desplegado en la zona hizo que la situación quedara "controlada", según la regidora, minutos antes de las 21.00 horas, sin que fuera necesario evacuar a la población.

Las llamas se iniciaron en torno a las 19.35 en un paraje cercano a las Piscinas Municipales y, según el jefe de la Agrupación de Protección Civil, Jaime Aparicio, surgieron de varios focos. En la actualidad, buena parte de los medios desplazados a la zona se han trasladado al cercano municipio de Mijares, donde el accidente de la avioneta provocó un nuevo incendio que cuenta con dos focos activos, lo que ha obligado a cortar el tráfico en la AV-901.

Fuentes de las cuadrillas que participan en los trabajos de extinción han señalado que uno de los focos está controlado, mientras que el segundo, el más próximo a la carretera, continúa activo. La llegada de la noche ha hecho que los medios aéreos tengan que retirarse, por lo que los trabajos para sofocar las llamas correrán a cargo de las cuadrillas terrestres.

Nuevo incendio

Junto a estos dos incendios, ayer se declaró en Navalacruz (Ávila) un tercero, en torno a las 17.45 horas, que fue declarado de nivel 1 que establece Infocal, ya que las llamas pueden afectar a más de 30 hectáreas.

"El viento, las altas temperaturas y la baja humedad relativa están dificultando las labores de extinción, ya que los profesionales de las brigadas forestales están trabajando en un frente de llamas de más de tres kilómetros", informó la Junta de Castilla y León. El incendio afecta a una superficie forestal que principalmente es matorral y monte bajo.

El operativo desplegado en la provincia de Ávila para sofocar estos incendios abarca más de 160 profesionales de las brigadas de extinción de la Junta de Castilla y león. Asimismo, han colaborado medios de las comunidades autónomas de Madrid y Castilla-La Mancha.

Tanto en el caso de Pedro Bernardo, como en el de Navalacruz, la brigada de investigación de incendios forestales (BIIF) ha iniciado la oportuna investigación, sin que por el momento se haya podido determinar la causa probable de ambos incendios.