Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

En estado "muy grave" la niña a la que mordió un pez en una playa de Alicante

El Ayuntamiento de Alicante reabre al baño la zona

La niña de siete años a la que ayer un pez de la especie golfar mordió en la playa alicantina de San Juan se encuentra en estado "muy grave" aunque los médicos no temen por su vida, según ha informado hoy la Consejería de Sanidad del Gobierno valenciano. Los bañistas han regresado esta tarde a la playa después de que el consistorio reabriera la zona el baño y retirase el palangre establecido para tratar de capturar a estos peces.

El Ayuntamiento ordenó ayer que se colocara un palangre para tratar de capturar al ejemplar o ejemplares del pez que pudieran rondar la zona. El aparejo, de cuatro kilómetros del longitud y compuesto de mil anzuelos, no ha dado resultado. Por esta razón, ha sido totalmente retirado a las 14.00 horas bajo la supervisión, entre otras autoridades, del concejal de Seguridad, Luis Concepción. Poco antes, la playa ya había sido reabierta al baño y en ella se ha izado la bandera verde, tal y como había anunciado en una rueda de prensa previa el alcalde de Alicante, Luis Díaz Alperi. En su comparecencia, el primer edil ha transmitido un mensaje de calma a los bañistas y ha atribuido a una "serie de coincidencias desgraciadas" el accidente, que ha calificado de "caso aislado".

El accidente se produjo a las 13.45 horas de ayer, cuando la pequeña sufrió una mordedura. El pez que la atacó es un depredador de la especie golfar, que suele medir menos de un metro. Se alimenta de lisas, y "llega excepcionalmente a acercarse a profundidades de medio metro de agua", según el Ayuntamiento. Los expertos creen que el pez pudo confundir a la niña con una de sus presas y morderla. Así lo ha explicado el alcalde, quien ha estado acompañado en la rueda de prensa por un experto en pesca submarina, José Ricardo Costa, y los concejales responsables de Seguridad, Sanidad y Playas. Según el regidor, todo apunta a que el animal atacó a la niña "pensando que era una presa" a la que estaba persiguiendo.

"Pensando que era una presa"

"El agua estaba turbia, caliente y la niña chapoteó con la mano y produjo espuma", por lo que el pez confundió ese movimiento con la presa. Al notar la mordedura, la pequeña pegó un tirón y eso le produjo un desgarro en el brazo, el antebrazo y la muñeca "muy importante", según el primer edil, que ha recordado que ha habido golfares en la costa alicantina "toda la vida" y nunca ha pasado nada similar. Por su parte, Costa ha indicado que, en su opinión, se trata de un golfar porque un pez de entre 60 y 80 centímetros de longitud como el que atacó a la niña, "si fuera un escualo, sería una cría".

Además, el experto ha explicado que, durante el verano, "los golfares se acercan a la orilla a desovar" y son una de las especies de peces con "las mandíbulas más fuertes de todos los que hay en el Mediterráneo". La niña fue trasladada de urgencia hasta el Hospital General de Alicante, donde ayer por la tarde fue intervenida quirúrgicamente. Aunque su estado general es bueno y no se teme por su vida, según fuentes de la Consejería de Sanidad, la evolución de las lesiones que presenta en la extremidad izquierda no está resultando positiva.

La pequeña fue operada de los tendones del dorso de la mano y de la arteria y el nervio cubital de la palma pero los médicos temen que pueda perder algo de movilidad. Preguntado el alcalde acerca de si el consistorio indemnizará a la familia de la niña herida, ha contestado que a la corporación "no le corresponde porque no tiene responsabilidad en lo que ha sucedido". En todo caso, el alcalde ha ofrecido, en nombre del Ayuntamiento de Alicante, y "personalmente, toda la ayuda" a los padres y a la pequeña. La niña reside en Sevilla y estaba con sus padres de vacaciones en Alicante, ciudad donde vivieron durante

15 años.