Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Chaves apoya al vocal marbellí que asesoró a un ayuntamiento investigado por corrupción

El presidente andaluz pide que se dé "un margen de confianza" a la Gestora de Marbella

El presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves, se ha mostrado hoy partidario de "dar un margen de confianza a la Comisión Gestora de Marbella" y ha defendido la presencia de Rafael Duarte como vocal de Urbanismo. "Ni hay ilegalidad, ni incompatibilidad ni indicio de corrupción", ha dicho. Duarte fue asesor de una concejal de IU en el Ayuntamiento de Manilva (Málaga), investigado por corrupción.

En una entrevista en la Cadena SER, Chaves ha reconocido que la presencia de Duarte ha generado polémica, pero ha subrayado que "si hubiera un indicio de ilegalidad en la actitud o una razón de incompatibilidad entre su profesión y formar parte de la Comisión Gestora o un indicio de corrupción yo sería el primero que pediría la dimisión". Chaves ha valorado el papel de la Comisión Gestora, de la que depende, ha dicho, "que se pongan en orden todas las cosas de Marbella y se pueda racionalizar la vida y recuperar la autoestima" de este municipio, y ha pedido que los partidos políticos "nos mantengamos al margen y les dejemos trabajar".

En cuanto al ex vocal propuesto por el PP, Salvador Guerrero, que dimitió después de conocerse que su despacho de abogados defiende a dos imputados en la Operación Malaya, Chaves ha señalado que él nunca ha pedido su dimisión, si bien ha admitido que "podía haber un conflicto de intereses entre la actividad profesional del vocal y su posición dentro de la Comisión Gestora". Y ha precisado que "Duarte estaba trabajando para otro Ayuntamiento, hace varios años, y como asesor de un convenio que no era nada ilegal".

A la pregunta de si se acabarán demoliendo las viviendas ilegales, el presidente regional ha manifestado que "todas aquellas edificaciones que se han levantado sin licencias o con licencias ilegales y que hay una resolución de los tribunales de justicia, no quedará más remedio que demolerlas ya que, seguramente, serán edificaciones que se han levantado en zonas de equipamientos o zonas verdes".