Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Muere el histórico dirigente de Herri Batasuna Jokin Gorostidi

Fue uno de los condenados en el Consejo de Guerra de Burgos de 1970 por su pertenencia a ETA y fundador de HB

El ex dirigente de Herri Batasuna (HB) Jokin Gorostidi Artola ha fallecido en el hospital Donostia de San Sebastián donde se encontraba internado desde el pasado día 21 a causa de un infarto agudo que le produjo una situación de coma profundo, según ha informado la edición digital del diario Gara. Gorostidi, alias Haritza fue condenado a dos penas de muerte en el proceso de Burgos. Actualmente, estaba siendo juzgado en la Audiencia Nacional. Su cuerpo será trasladado mañana al mediodía al Ayuntamiento de Deba, para que reciba el último adios de los simpatizantes de la izquierda abertzale.

Gorostidi Artola, nacido en Tolosa en 1944, estaba casado con la también ex dirigente de HB Itziar Aizpurua. Ambos residían desde los años ochenta en la localidad guipuzcoana de Deba.

Conocido como Haritza (bellota), Gorostidi era mecánico de profesión y comenzó su militancia política en el seno de Comisiones Obreras antes de pertenecer a ETA en los años sesenta. Detenido en 1969, fue uno de los condenados en el Consejo de Guerra de Burgos de 1970. Tras la amnistía, militó en el partido HASI, actualmente desaparecido, y fue uno de los fundadores de Herri Batasuna de cuyo órgano de dirección formó parte hasta el año 1992, en que fue desplazado y pasó a ser miembro del Biltzarra de la coalición.

Miembro del 'aparato internacional' de ETA

Durante algunos años tuvo responsabilidades en el seno de la izquierda abertzale como encargado de los contactos con los miembros de ETA que se encontraban en diversos países latinoamericanos. Por esta razón el 29 de enero de 2000 la policía intentó detenerle dentro de la operación contra la organización Xaki, considerada por el juez Garzón como el aparato internacional de ETA. El arresto no pudo ser llevado a cabo porque no fue localizado en su domicilio.

Sin embargo, el 7 de febrero de ese mismo año se presentó ante el juez Garzón que le tomó declaración y después decretó su puesta en libertad bajo fianza de cinco millones de pesetas. Un año más tarde, el 8 de febrero de 2001, la Audiencia Nacional dictó una resolución en la que se mantenía el procesamiento que había decretado Baltasar Garzón. En diciembre de 2003, Garzón acordó su detención, quedando en libertad tras abonar una fianza de 18.000 euros, por los delitos de integración en organización terrorista y allegamiento de fondos a ETA. Según el juez, Gorostidi participó en la extorsión a un empresario, que pagó 30 millones de pesetas, de los cuales sólo cinco millones acabaron en las arcas de ETA.

El fallecido ex dirigente de HB se encontraba procesado actualmente en el sumario 18/98 en la Audiencia Nacional, relativo a Xaki. Precisamente, estaba previsto que fuera interrogado el pasado día 24, tres días después de que sufriera un infarto, cuando viajaba en tren de Deba a San Sebastián, que lo colocó en situación de coma profundo del que no se ha recuperado.

De hecho, Gorostidi tendría que haber comparecido el próximo lunes ante la Audiencia Nacional, después de que el juicio fuera suspendido el pasado lunes debido, precisamente, a su enfermedad.