Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un hombre apuñala a su jefa, golpea a un superior y se arroja desde un quinto piso en Ciudad Lineal

El agresor, que se encuentra en el hospital en estado grave, acababa de recibir la carta de despido por ser una persona "conflictiva"

Un empleado de la cadena de pastelerías Mallorca ha resultado hoy herido grave en Madrid al lanzarse al vacío desde el quinto piso del edificio donde trabajaba, después de agredir al director de Fábrica -que le había entregado la carta de despido- y de dejar malherida a su jefa de departamento, a la que asestó varias puñaladas.

El agresor, curiosamente, salvó la vida al rebotar en el morro de una furgoneta de la empresa, antes de chocar contra el suelo. Cuando los facultativos del Samur-Protección Civil llegaron al lugar de los hechos, pasadas las 15.00 horas, le encontraron tendido en el suelo y sangrando abundantemente, ha informado un portavoz de Emergencias Madrid.

Éste presentaba múltiples traumatismos de carácter muy grave, entre ellos uno craneoencefálico y otro torácico, así como fracturas en pierna y brazo, por lo que, tras ser estabilizado, ha sido trasladado al Hospital Ramón y Cajal. Tras estabilizarle, lo trasladaron al hospital Ramón y Cajal, donde quedó ingresado en estado grave y bajo custodia policial.

El Samur-Protección Civil también prestó asistencia psicológica a varios empleados de la empresa que sufrían crisis de ansiedad después de haber presenciado los hechos.

Despedido por conflictivo

Los hechos comenzaron minutos antes de las tres de la tarde cuando Fernando D.H., de 31 años y nacionalidad cubana, recibió la carta de despido de manos del director de Fábrica, en un despacho de las oficinas de Mallorca, situado en el número 26 de la calle de Juan Pérez Zúñiga, esquina con Agastia, en el distrito de Ciudad Lineal. Aunque llevaba ya tres años trabajando en la pastelería Mallorca, fue despedido por los conflictos que mantenía con sus compañeros.

En ese momento, según explicaron fuentes de la dirección de la empresa, el trabajador se enfureció y la emprendió a golpes con el directivo, al que propinó varias patadas con unas botas que tenían la punta de hierro (las reglamentarias en su departamento).

A continuación salió corriendo del edificio y, tras cruzar la calle, entró en el otro inmueble de la empresa, donde se encuentra el obrador de productos alimenticios, subió las escaleras hasta la quinta planta, y asestó al menos dos puñaladas a su jefa con un cuchillo cebollero, indicaron las mismas fuentes. Tras la doble agresión, Fernando subió a la azotea del inmueble, desde donde se precipitó al vacío y cayó sobre una furgoneta parada en la entrada al garaje de la empresa, que amortiguó el golpe.

Acoso laboral

Precisamente, la mujer agredida, de nombre María Jesús, que se encuentra estable en la UVI del Hospital Nuestra Señora de América, se incorporaba hoy al trabajo después de varios días de baja laboral por depresión. La herida, que se cogió la baja al sentirse acosada por este trabajador, lleva trabajando en la empresa 14 o 15 años, según han explicado fuentes de la empresa.

El otro compañero agredido, que sufría contusiones de carácter leve -un corte en la ceja y un esguince en el tobillo derecho- fue dado de alta poco después en el mismo lugar del suceso.