Zapatero traslada a las tropas en Afganistán el "orgullo de los españoles"

El presidente del Gobierno ha rendido homenaje a los 17 militares fallecidos el pasado agosto, junto a los ministros de Defensa y de Exteriores

Madrid / Herat - 19 dic 2005 - 15:09 UTC

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y los ministros de Asuntos Exteriores y de Defensa, Miguel Ángel Moratinos y José Bono, han visitado hoy por sorpresa Afganistán para reunirse con los militares españoles destacados en las base de Herat. El mal tiempo ha frustrado su encuentro con los soldados de la base de Quala-i-Now, la tercera ciudad más grande del país. La visita, la primera de Zapatero al extranjero para visitar a las tropas españolas, ha servido también para que el Gobierno rindiera homenaje a los 17 fallecidos en agosto en un accidente de helicóptero.

La primera escala de la visita ha tenido lugar en el oeste del país, en la zona de Herat, donde el presidente del Gobierno, Bono y Moratinos han realizado un homenaje simbólico consistente en plantar 17 árboles en el lugar donde el pasado agosto se estrellaron los dos helicópteros Cougar del Ejército de tierra, uno por cada fallecido. Después se ha leído una oración y se ha realizado una descarga de fusilería.

Más tarde Zapatero ha almorzado con los soldados, y les ha dirigido unas palabras en las que ha querido transmitir les que los ciudadanos españoles se sienten "muy orgullosos" de su labor. Zapatero ha añadido que su Gobierno quiere unas Fuerzas Aéreas modernas, que sean "estandarte de la paz en el mundo" y que a sus miembros "se les reconozca moralmente en su misión y en lo que se merecen".

Imprevisto

Las duras condiciones meteorológicas y la escasez de tiempo han impedido al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, comprobar de primera mano la labor de reconstrucción que los militares españoles desarrollan en Qal- i-Now, la tercera ciudad del país y una de las más pobres. Qal-i-Now era la primera escala prevista de la visita gubernamental, pero los planes se han frustado en el último momento debido a las condiciones meteorológicas de la zona, que impedían la visibilidad necesaria para que el avión Hércules de la fuerza aérea española pudiera aterrizar. Allí el jefe del Ejecutivo se iba a entrevistar con el gobernador de la provincia de Badgis, y también tenía previsto pasear por las calles de la población, para comprobar las labores de reconstrucción realizadas por los españoles, como el puente sobre el río de Quala-i-Now, un proyecto promovido por la Agencia Española de Cooperación Internacional.

Viaje relámpago

El viaje a Afganistán se acordó el pasado 3 de octubre, pero se había mantenido hasta el último momento en secreto por motivos de seguridad, según dijo el ministro Bono a los periodistas una vez que el presidente subió a bordo. Zapatero, Bono y Moratinos partieron ayer a las 18.30 de la base aérea de Torrejón de Ardoz (Madrid) en un Airbus A-310 de la Fuerza Aérea española, hicieron escala en Kuwait y llegaron a primera hora del lunes a Afganistán, donde tenían previsto permancer sólo 24 horas.

Actualmente, España tiene desplegados en Afganistán unos 500 militares, que forman parte de la misión de la ONU en la que participan unos 10.000 soldados de 37 países. La mayoría de los soldados españoles pertenece a la Brigada de Cazadores de Montaña Aragón.

El ministro de Defensa, José Bono, planta un árbol en memoria de los 17 militares españoles que fallecieron el pasado mes de agosto en un accidente de un helicóptero en la provincia afgana de Herat.
El ministro de Defensa, José Bono, planta un árbol en memoria de los 17 militares españoles que fallecieron el pasado mes de agosto en un accidente de un helicóptero en la provincia afgana de Herat.EFE

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50