Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Rey: "Seguiré dando guerra"

Don Juan Carlos subraya que lo mejor de sus 30 años de reinado "han sido los españoles"

El Rey don Juan Carlos ha declarado hoy, día en el que se cumplen 30 años de su proclamación, que no siente nostalgia por los primeros años de su reinado y que seguirá "dando guerra mientras el cuerpo aguante". El monarca, de 67 años, se ha mostrado muy satisfecho y orgulloso de estos 30 años de reinado en democracia, al tiempo que ha subrayado que lo mejor de todo este tiempo "han sido los españoles", por lo que quiere seguir trabajando para ellos. En este día, Don Juan Carlos ha subrayado que la fecha encierra para él muchos sentimientos, recuerdos y emociones.

EXTRA
El Rey del cambio (Sólo suscriptores)

Los monarcas han llegado a mediodía a Tenerife, en la segunda y última jornada de su visita oficial a Canarias, donde esta noche presidirán un concierto conmemorativo del aniversario. Desde el aeropuerto Tenerife Sur, los Reyes se han trasladado a la localidad turística de Adeje para inaugurar el Palacio de Congresos Magma Arte y Cultura, otro atractivo más para esta zona del sur de Tenerife. A la puerta de este moderno edificio, los periodistas han felicitado a los Reyes por el 30º aniversario, felicitación a la que los Reyes han contestado con una amplia sonrisa.

En ese momento, Don Juan Carlos se ha saltado el protocolo para mantener una breve conversación con los periodistas, quienes le han preguntado: "¿Está dispuesto a aguantar 30 años más?". A lo que el Rey ha contestado, entre risas: "No creo que dure tanto". Tanto Don Juan Carlos como Doña Sofía han dicho no sentir nostalgia por el pasado, aunque la Reina ha matizado: "Ahora estamos también muy bien".

Ibarretxe declina la invitación

Don Juan Carlos ha hecho un balance "muy positivo" de este periodo de la historia de España, el más largo habido nunca en democracia, y ha reiterado con contundencia que, "mientras el cuerpo aguante", seguirá "apoyando y trabajando por España" muchos años más. Durante el acto de inauguración del Palacio de Congresos, las primeras palabras del presidente canario, Adán Martín, han sido para reiterar su felicitación y agradecimiento por 30 años en los que "la Corona nos ha acompañado y ha contribuido, con prudencia exquisita y firmeza extraordinaria, a la que ha sido la etapa democrática más próspera y libre de la historia reciente de España". Una etapa que, para Martín, ha sido posible en parte gracias a "unos Reyes que han demostrado sentirse por igual de todas y cada una de las tierras y pueblos de España".

Por su parte, el Rey ha reiterado su respeto, admiración y gratitud hacia el pueblo español, "verdadero protagonista -de la transformación" que ha logrado España. Esa modernización de España se han logrado sobre la base del "profundo espíritu de consenso y concordia" que inspira la Constitución de 1978, "y contando siempre con el impulso integrador y moderador de la Corona", ha destacado Don Juan Carlos. Anoche, durante la entrega de las Medallas de Oro al Mérito en las Bellas Artes en el Auditorio Alfredo Kraus de Las Palmas de Gran Canaria, el Rey volvió a pedir consenso, concordia y reconciliación, "la mejor garantía" para seguir progresando "con el esfuerzo de todos", unidos "en democracia y libertad".

Además del concierto de esta noche, los Reyes van a ofrecer mañana una cena en el Palacio de Oriente de Madrid. El lehendakari, Juan José Ibarretxe, ha anunciado hoy no asistirá al acto, debido a que tiene que estar presente en el pleno extraordinario que se celebrará en el Parlamento vasco y en el que deberá responder a varias interpelaciones. El líder de IU, Gaspar Llamazares, también ha declinado la invitación de la Casa Real para asistir a la recepción pero, en su caso, ha alegado motivos ideológicos. Tampoco asistirá ningún representante de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), formación que ha aprovechado la efeméride para afirmar que la monarquía es una "institución caduca" y que ha llegado el momento de que la Familia Real se plantee pagar impuestos como el resto de los ciudadanos y como hace, por ejemplo, la Familia Real británica.