Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ibarretxe convoca una "discreta" ronda de partidos que incluirá a Batasuna

El 'lehendakari' apuesta por lograr "la normalización política" a través de una mesa de partidos sin exclusiones

El lehendakari, Juan José Ibarretxe, emprenderá próximamente una ronda de reuniones "discreta" pero "no secreta" con los distintos partidos políticos en la que incluirá a la ilegalizada Batasuna, para tratar de dar pasos hacia la "pacificación y la normalización política" de Euskadi.

Así lo ha anunciado Ibarretxe durante una conferencia de prensa tras presidir en el Palacio Miramar de San Sebastián la reunión con la que el Gobierno Vasco abre tradicionalmente el curso político tras las vacaciones de verano.

El jefe del Ejecutivo vasco, que ya anunció su propósito de crear una mesa de partidos con Batasuna durante su discurso de investidura, ha defendido la necesidad de "recuperar poco a poco la confianza" entre los partidos políticos y de pasar de "la cultura del enfrentamiento" a la del "entendimiento" para buscar soluciones. El lehendakari se ha mostrado convencido de que la actual será "la legislatura para dialogar, para acordar y para decidir", y que supone una "magnífica oportunidad para buscar caminos para la paz y la normalización política". Así, ha anunciado que, con este objetivo, iniciará "diálogos con discreción", con todos los partidos políticos, y que lo hará "de manera permanente".

El lehendakari no ha querido poner fechas a esas reuniones ni ha explicado cómo éstas se llevarán a cabo -"foros, instrumentos, ya veremos con qué nombre, ya veremos dónde", ha dicho-. Así, ha advertido de que no dará a conocer la agenda de los encuentros y que, por tanto "no va a haber fotografías" ni hará valoraciones sobre los mismos. Lo que sí ha insistido es en la necesidad de que todo el proceso tenga lugar con la máxima pruducencia: "Trabajar por debajo, con discreción, sobre el calendario, la metodología, sobre el procedimiento para hacer que, en el momento que podamos poner en marcha un instrumento para el diálogo, este tenga garantías para realmente buscar soluciones", ha insistido.

"Consulta democrática" sin violencia

Al término de esas reuniones y si se logra un "acuerdo para la normalización política" -algo que ha considerado "perfectamente posible" esta legislatura- éste se sometería a una "consulta democrática" de la sociedad previa autorización del Parlamento vasco. Para Ibarretxe es imprescindible el concurso de la ciudadanía vasca para lograr la paz y la normalización política. "Euskadi no es una parte subordinada del Estado español" y, por ello, "no puede darse una solución política que no sea aceptada" por todos los que viven y trabajan en Euskadi, ha argumentado. Además, ese "acuerdo político", según Ibarretxe, sería el instrumento "para convivir de manera amable entre Euskadi y España".

No obstante, Ibarretxe ha insistido en que "el diálogo resolutivo sólo puede darse en una situación de ausencia de violencia". En este contexto, ha enviado un mensaje a Batasuna, a la que considera con "dificultades para cumplir el compromiso" que adquirió en su propuesta de Anoeta de "llevar el conflicto político de las calles a la mesa de diálogo". En este sentido, se ha referido a las manifestaciones celebradas este verano al señalar que ha quedado "claro que donde han querido han controlado" que no se produjeran incidentes y donde "no han querido no han controlado".

También ha manifestado su esperanza de alcanzar "acuerdos puntuales" con todos los partidos del Parlamento Vasco, donde el tripartito que encabeza Ibarretxe (PNV-EA-EB) no cuenta con mayoría absoluta. En esas hipotéticas alianzas ha incluido a Aralar, EHAK, el PSE "e incluso también el PP".

Finalmente, el lehendakari ha confirmado que "en breve" se reunirá con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, aunque no ha querido adelantar si acudirá a la Conferencia de Presidentes Autonómicos que se celebrará el próximo 10 de septiembre, porque aún no se ha definido la agenda de dicha cita, aunque ha recordado que a la anterior reunión acudió con total normalidad.