Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSE critica la inclusión de Batasuna pero afirma que participará "como ha hecho siempre"

El PSE acudirá, "como ha hecho siempre"

El Partido Socialista de Euskadi (PSE-EE) participará, "como ha hecho siempre", en la ronda de reuniones convocada por el lehendakari, Juan José Ibarretxe, para, de forma "discreta" pero no "secreta", y con la participación de Batasuna, tratar los pasos a dar para la "pacificación y normalización política" del País Vasco. El coordinador de la Ejecutiva del PSE-EE, Rodolfo Ares, ha asegurado que es preciso mantener abiertos canales de comunicación para afrontar los "graves problemas que tiene el país y buscar soluciones". Aún así, considera que es "improcedente" y "una gran equivocación" que se incluya a Batasuna en esa ronda, y ha reiterado que su partido no participará en una mesa de partidos en la que esté la organización ilegalizada hasta que ésta condene la violencia etarra. Ares ha calificado de "reiterativo y lleno de ambigüedades" el discurso de Ibarretxe, al que ha pedido una posición "clara, prudente y llena de firmeza, no aburriendo a la ciudadanía".

El PP tacha la iniciativa de "grave error" e "irresponsabilidad"

La presidenta del Partido Popular vasco, María San Gil, ha acusado a Ibarretxe de cometer "un grave error" y una "irresponsabilidad" al empeñarse la iniciativa anunciada hoy en convertir a Batasuna en "el centro de la política vasca". San Gil ha criticado que el lehendakari tenga como "principal proyecto" "la creación y constitución de una mesa o foro extraparlamentario en el que Batasuna asuma un papel protagonista". "La política vasca no puede girar alrededor de Batasuna, entre otras cosas porque es una formación ilegal y no es un interlocutor político válido", ha agregado. En su opinión, la "obsesión de Ibarretxe por amparar a la izquierda radical y hacerle cómoda su situación" "está provocando un retroceso democrático, al relegar al Parlamento vasco y convertir unas mesas y unos foros extraparlamentarios en el eje de la vida política". Así las cosas, ésta será, según ha dicho, "otra legislatura perdida y desperdiciada" en la que" los problemas reales de los vascos" quedarán de nuevo "olvidados".

Batasuna no quiere condiciones previas

El dirigente de la ilegalizada Batasuna Joseba Permach ha dejado claro a Ibarretxe que no admitirá que se establezcan condiciones previas a la creación de un foro de diálogo (es de suponer que del estilo de pedir a esta formación que condene la violencia antes de permitirla participar). "A nosotros también nos gustaría que nuestras sedes no sean amenazadas por querer estar abiertas", ha indicado a modo de ejemplo de las condiciones que a Batasuna le gustaría imponer y no hace. En una entrevista en Euskadi Irratia, Permach ha precisado: "Podríamos ponerle varias condiciones encima de la mesa pero no creemos que eso tenga ninguna lógica. Todos los que nos sentemos en una mesa tenemos que estar en las mismas condiciones". En cualquier caso, considera "primordial" que todos los partidos vascos acuerden "entre todos las bases que debería tener esa mesa [de diálogo]" y "cómo garantizar los principios" para participar en ella.

EA, contra "el cruce de declaraciones y la búsqueda de titulares"

Eusko Alkartasuna (EA) ha emplazado a Ibarretxe a sumar a todos los partidos vascos a un diálogo "sin exclusiones ni obstáculos que lo pongan en peligro", en palabras de su secretaria de Comunicación, Onintza Lasa. Para esta formación es fundamental generar "un lugar un lugar de encuentro entre todos los partidos políticos que permita hacer realidad ese diálogo", algo que en su opinión"no se logrará mediante el cruce de declaraciones en los medios de comunicación y la búsqueda de titulares". Respecto a la posibilidad de poner condiciones previas al diálogo, la portavoz de la Ejecutiva, Onintza Lasa, ha dejado claro que no debe hacerse: "Se tiene que producir el diálogo sin ningún tipo de exclusiones, sin trabas ni excusas que lo impidan, y serán las vías políticas, el diálogo y las vías democráticas las únicas para la consecución de la solución".

La AVT considera que la ronda de diálogo "humilla a las víctimas"

La Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) ha asegurado que la iniciativa de Ibarretxe es un paso más para empezar a negociar con la organización terrorista ETA. "Se está cumpliendo la hoja de ruta", ha dicho su presidente, Francisco Alcaraz, que cree que este movimiento político contribuirá a que ETA declare "una tregua inminente". En su opinión, todo esto se resume en que se "va a ceder al chantaje" de la organización terrorista; lo van a hacer tanto Ibarretxe como el presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero. En cualquier caso, la iniciativa del lehendakari sólo merece para él el calificativo de "indecencia" política, pues la inclusión de "ETA-Batasuna" "humilla" a las víctimas de la violencia etarra.

El Foro de Ermua cree que Ibarretxe "paga sus apoyos"

El presidente del Foro Ermua, Mikel Buesa, cree que incluir a Batasuna en la ronda de diálogo es una treta del Gobierno vasco para buscar más votos y así sacar adelante el plan Ibarretxe. En su opinión, se trata de "pagar por el apoyo" parlamentario del Partido Comunista de las Tierras Vascas (EHAK, en sus siglas en eskera) al PNV durante la sesión de investidura del lehendakari.