Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hallados 23 inmigrantes muertos en una playa marroquí tras naufragar su patera

Los dos únicos supervivientes aseguran que se dirigían a las Islas Canarias

La Fiscalía del Tribunal de Apelación de El Aaiún, en el Sáhara Occidental, ha ordenado hoy la apertura de una investigación judicial después del hallazgo de 23 cadáveres de inmigrantes subsaharianos en la playa de Tarfaya, según explica en un comunicado.

Al parecer, los inmigrantes viajaban en una embarcación rumbo a las Islas Canarias cuando naufragaron, tal y como han contado dos personas, una de Senegal y otra de Mali, que lograron sobrevivir al siniestro y alcanzar la costa. Los cadáveres, hallados en la zona de Tah, en la provincia de El Aaiún, pertenecen a hombres subsaharianos, cuyas edades oscilan entre los 27 y los 35 años, según añade el escueto comunicado.

Sólo en las últimas horas, han sido detenidos en las islas de Fuerteventura y Gran Canaria 46 inmigrantes que han llegado a bordo de dos embarcaciones. Los dos contingentes han sido traslados ya a centros de internamiento. Por un lado, la Guardia Civil detectó la presencia de una patera con 16 personas de origen subsahariano a bordo alrededor de la pasada medianoche en la zona costera de la playa de Las Salinas, en Agaete, al noroeste de Gran Canaria, en una zona donde no es usual el desembarco de inmigrantes.

Cinco sufrían hipotermina

Al lugar se desplazaron cinco ambulancias de la Cruz Roja, una del Servicio de Urgencias Canario (SUC), así como efectivos de Salvamento Marítimo, Policía Local y Guardia Civil. Cinco de los 16 inmigrantes presentaban signos de hipotermia, por lo que tuvieron que ser trasladados al centro municipal de salud, según informa el Centro Coordinador de Emergencias 112.

Horas antes, a las 19.35 horas de ayer otra embarcación, esta vez con 30 inmigrantes a bordo, fue interceptada por una patrullera de la Guardia Civil a unas cinco millas de Fuerteventura. La barquilla fue remolcada hasta el cercano muelle de Puerto del Rosario, capital de la isla. Tras ser atendidos por miembros de la Cruz Roja, los ocupantes de la patera fueron llevados al centro de internamiento de El Matorral.