Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA OFENSIVA TERRORISTA

ETA hace estallar un coche bomba junto al estadio de Madrid 2012 sin causar víctimas

El atentado, el tercero en la capital en los últimos cuatro meses, deja daños materiales de poca consideración.- El vehículo era un Renault 19 con matrícula falsa y robado en Vitoria

Un coche bomba colocado por la banda terrorista ETA ha hecho explosión a las 19.00 en el aparcamiento exterior del estadio de la Peineta, en el madrileño barrio de San Blas, al este de la capital. Según fuentes policiales, la zona fue acordonada y desalojada previamente debido al aviso anónimo al diario Gara en el que se alertaba de la explosión, por lo que no hay que lamentar víctimas. Aunque en un principio se informó de que había un herido leve, Emergencias Madrid confirmó después que no hay ningún afectado.

El atentado, el tercero en Madrid en los últimos cinco meses, sólo ha provocado daños materiales de escasa consideración. El coche bomba tenía unos 15 kilos de explosivo cuya composición aún no se ha desvelado.

Esta nueva acción terrorista se produce en el mismo día en que el Juan José Ibarretxe ha jurado su cargo como lehendakari en la que será su tercera legislatura. Además, el atentado se ha producido justo una semana después de la tregua selectiva de ETA, en la que anunció que cesaba en sus atentados contra políticos electos. Asimismo, se ha producido 11 días antes de la reunión del Comité Olímpico Internacional (COI) en Singapur para designar la ciudad que será sede de los Juegos Olímpicos de 2012, para los que Madrid es candidata junto a París, Londres, Moscú y Nueva York. ETA ha elegido uno de los símbolos de la candidatura de Madrid.

La banda terrorista también atentó el día de la segunda jura de Ibarretxe, hace cuatro años, el 14 de julio de 2001, cuando asesinó a dos personas -el concejal de Unión del Pueblo Navarro en el Ayuntamiento de Leitza (Navarra) José Javier Múgica y el jefe de la Unidad de Inspección de la Ertzaintza en Guipúzcoa Mikel Uribe-.

Según han informado a EL PAÍS fuentes de la lucha antiterrorista, una llamada anónima en nombre de ETA a la DYA (Asociación de Ayuda en carretera) de San Sebastián a las 18.00 y otra al diario Gara a las 18.22 alertaron de la colocación del coche bomba en el aparcamiento exterior del estadio de la Comunidad de Madrid -conocido popularmente como La Peineta-, en el distrito de San Blas, al este de Madrid.

Una vez conocido el aviso, la Ertzaintza lo trasladó a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, que procedieron a evacuar y acordonar la zona 20 minutos antes del estallido. La policía cortó la cercana avenida de Arcentales, que comunica con la carretera de circunvalación M-40 y que se encuentra en obras por la ampliación de la línea 7 del Metro madrileño.

Una columna de fuego y humo

El coche bomba estalló a la hora anunciada, las 19.00, en la zona de estacionamiento exterior del recinto, sin causar víctimas, según fuentes de Emergencias Madrid. Los efectivos del Samur se desplazaron al lugar del atentado, pero no fue necesaria su intervención. El coche bomba provocó una columna de fuego y humo visible a varios kilómetros que los bomberos de la Comunidad de Madrid apagaron en apenas 15 minutos. A las 21.30, Emergencias Madrid informó de que la zona "recuperaba la normalidad" y que la policía levantaba "los cordones de seguridad" que mantenía.

Fuentes policiales han precisado que la explosión del coche bomba afectó a otros dos automóviles que estaban aparcados en una zona próxima aunque los daños materiales no son de importancia. El coche bomba era un Renault 19 -el mismo modelo que el utilizado en el atentado cometido en el recinto ferial Ifema el pasado 9 de febrero-, que fue robado el 30 de mayo en Vitoria. Este hecho inclina a los expertos en la lucha antiterrorista a pensar que ETA no tiene una infraestructura estable en Madrid.

Este es el tercer atentado cometido por los etarras en Madrid en los últimos cuatro meses. El primero se produjo el 9 de febrero en el recinto ferial Juan Carlos I (Ifema) y dejó 43 heridos leves e importantes daños materiales en coches y oficinas. El coche bomba fue colocado cerca de los pabellones donde los Reyes de España y el presidente de México, Vicente Fox, inauguraron horas después ARCO. El segundo, un coche bomba cargado con entre 18 y 20 kilos de cloratita, estalló el 25 de mayo en la calle Rufino González esquina Alcalá, en el distrito de San Blas. Causó heridas leves a tres personas. Los tres atentados han sido perpetrados en una zona con comunicaciones para una fácil huida.

Gallardón afirma que no influirá en Madrid 2012

El delegado del Gobierno en Madrid, Constantino Méndez y el alcalde de la capital, Alberto Ruiz Gallardón, han subrayado que el atentado no influirá en la candidatura de Madrid. Gallardón ha señalado que los etarras "buscaban un simbolismo" pero que el ataque "no tendrá ninguna influencia sobre la decisión de los miembros del COI".

Ambos políticos han destacado la "fortaleza de la ciudad de Madrid" y "de los madrileños y de los españoles" para superar los atentados. Según el delegado del Gobierno, el artefacto explosivo que contenía el coche era de "poca intensidad" ya que los daños causados han sido "absolutamente menores". Además, el hecho de que el coche bomba estuviera aparcado en un "espacio abierto" ha permitido "minimizar" los daños.

Más información