Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Trabajo calcula que 700.000 'sin papeles' regularizarán su situación en dos meses

Mañana finaliza el plazo abierto por el Gobierno para regularizar inmigrantes y más de 600.000 empresarios han cursado ya la solicitud

El ministro de Trabajo, Jesús Caldera, ha dicho hoy que su departamento calcula que la bolsa de extrajeros indocumentados en España quedará reducida notablemente una vez concluya el proceso de regularización, cuyo plazo para la presentación de solicitudes acaba mañana. El plazo dado para que los empresarios regularicen a los sin papeles que trabajan para ellos ilegalmente se abrió el pasado 7 de febrero. La Administración exige como requisito que los extranjeros se hallen empadronados en España antes de esa fecha.

En declaraciones a Antena 3, Caldera ha explicado que van a ser alrededor de 700.000 los extranjeros que presenten solicitud de acogerse al proceso abierto. "Va a haber una parte muy pequeña de ciudadanos sin legalizar", ha afirmado el ministro. Según cálculos de este periódico, un total de 1.184.490 inmigrantes sin papeles se empadronaron antes del 1 de enero del año pasado. A esa cifra se ha llegado cruzando los datos del padrón municipal, los del registro de extranjeros con permiso de residencia y los del proceso de normalización. Si los cálculos del ministro se cumplen, el proceso de regularización dará papeles a un 60% de los trabajadores extranjeros indocumentados.

En todo caso, Caldera ha explicado que habrá una "aplicación estricta del reglamento" con legalización por arraigo laboral y social para quien pueda probar que lleva un año en España, pero siempre vinculada a la participación en el mercado laboral. "Una parte de ellos lo podrán hacer, otra no, e intentaremos repatriarles a sus países, porque inmigración tienen que ser legal", ha recordado. Por el momento se han resuelto ya 200.000 expedientes, lo que supone un tercio de todas las peticiones presentadas. A partir de mañana continuará el trabajo para analizar los expedientes, que según asegura el ministro, estarán resueltos en un máximo de dos meses, con un alto porcentaje de aceptaciones.

Largas colas

En la víspera de que concluya el plazo, la secretaria de Estado de Inmigración y Emigración, Consuelo Rumí, ha pedido a las miles de personas que se encuentran haciendo cola ante las oficinas de la Seguridad Social -193 en toda España- que se marchen, porque sólo los empresarios están legitimados para presentar las solicitudes, y no los extranjeros. "Posiblemente habrá intereses en que acudan inmigrantes sin tener estos requisitos, ha asegurado la secretaria de Estado. "No sólo están perdiendo el tiempo sino que se lo pueden hacer perder a quien sí tiene derecho. En cualquier caso, tomaremos las medidas para que estas personas no obstaculicen la buena marcha de estas últimas horas y, sobre todo, que quien tenga derecho, lo pueda entregar", ha afirmado Rumí.

Rumí ha vaticinado que "estas últimas horas van a ser intensas", pero que se va a actuar con "agilidad", ya que hay preparado todo un operativo y se han ampliado las oficinas de recepción de la Seguridad Social. Mañana sábado, 7 de mayo, las oficinas abrirán de 9 a 21 horas sin necesidad de cita previa. El objetivo es que "todo aquel que esté en condiciones de participar en el proceso de normalización lo pueda hacer".

Récord de solicitudes

Ayer se batió un nuevo récord al registrarse 35.225 solicitudes en toda España, con lo que el total acumulado a lo largo de los tres meses asciende a 600.319. Con los últimos datos proporcionados por el Ministerio de Trabajo, correspondientes a la tarde de ayer, Madrid sigue a la cabeza en cuanto al número de peticiones (153.614), seguida de Cataluña (120.349) y la Comunidad Valenciana (93.283). Destaca también el elevado número de expedientes registrados en Andalucía (69.986) -sobre por el empuje de Almería, con 25.855 solicitudes- y en Murcia, con 39.152 peticiones. El trabajo doméstico agrupa el 31,77% de las peticiones -el 18,72% correspondiente a empleados del hogar que trabajan en un solo domicilio y el 13,05 a personas contratadas en varias casas-, y el 68,23 se reparte entre los otros regímenes laborales.

El 92,72% de las solicitudes ha sido admitido a trámite, el 1,7% no ha sido admitido y el 5,58% está pendiente de algún certificado, lo que puede ser debido, entre otros motivos, a que en estos últimos días se han aceptado los resguardos de haber pedido en los ayuntamientos el padrón por omisión, la última fórmula abierta por el Gobierno para que miles de inmigrantes se sumen al proceso extraordinario de regularización. En cuanto a las nacionalidades de los solicitantes, las únicas cifras ofrecidas por Trabajo corresponden a finales de abril, y en ellas figuran en primer lugar los ciudadanos ecuatorianos (24,45%), seguidos de rumanos (16,59), marroquíes (11,56), colombianos (9,67), bolivianos (6,57) y búlgaros (3,92).