Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CRISIS POLÍTICA EN CATALUÑA

Un millar de vecinos del Carmel corta una vía de circunvalación para exigir "soluciones"

Saura pide que los "excesos" Maragall y Mas no tapen el problema del barrio ni la reforma del Estatuto.- Blanco afirma que "las aguas deben volver a su cauce"

Un millar de vecinos del Carmel, según la Guardia Urbana, ha cortado sobre las 19.00 horas la carretera de circunvalación Ronda de Dalt de Barcelona, a la altura del Velódromo de Horta, para exigir a las distintas administraciones que centren sus esfuerzos en "aportar soluciones" a los graves problemas del barrio y que no pierdan el tiempo en polémicas políticas. El único incidente se ha producido cuando un vehículo ha causado heridas leves a tres vecinos cuando pretendía atravesar una de las calles por donde discurría la protesta. Mientras, PSOE y ICV han intervenido en la polémica generada por las acusaciones de corrupción lanzadas el jueves por Pascual Maragall a CiU para intertar reconducir la situación.

La protesta se ha producido después de que centenares de vecinos iniciaran una manifestación, al margen de la asociación de vecinos del barrio, por las calles del Carmel en demanda de una solución a los problemas de la zona, afectada por desprendimientos de tierra a consecuencia de las obras de la línea 5 del metro. Según fuentes de la Guardia Urbana, la ronda ha permanecido cortada desde las 18.50 y durante poco más de una hora, lo que ha provocado unos cinco kilómetros de retenciones en ambos sentidos. La manifestación también ha provocado diversos cortes durante la tarde en ambos sentidos del túnel de la Rovira, lugar cercano al punto de partida de la protesta, el centro de jóvenes Boca Nord de la Rambla del Carmel.

La marcha, encabezada por numerosas pancartas con lemas como "Menos política, más soluciones" o "Con el hormigón no se taparán las mentiras", ha sido convocada por un grupo de vecinos mediante panfletos repartidos por el barrio, y ha estado marcada por consignas como "Maragall, dimite, el Carmelo no te admite" o "El barrio unido jamás será vencido". Los vecinos, que llevaban en las solapas pegatinas con el mensaje "Afectados del Carmel. Antes de volver, todo solucionado: Seguridad. Que arreglen nuestras calles y viviendas. Garantías e indemnizaciones", han exhibido también por las calles del Carmel pancartas como "Nuestra vida y nuestro miedo no se paga con dinero".

"El 3%, para pisos y cemento"

La polémica sobre el presunto cobro de comisiones por adjudicar obras públicas que se desató el jueves en el Parlamento también ha planeado hoy sobre la manifestación, y en este sentido algunos vecinos han coreado consignas como "El 3%, para pisos y cemento". En esta línea, diversos vecinos que han participado en la manifestación han expresado su malestar porque los políticos catalanes hayan iniciado una polémica sobre comisiones en obras públicas cuando aún no se han resuelto los problemas del barrio. Lluís Viacorta, vecino que aunque no ha sido directamente afectado por los desalojos acude a todas las manifestaciones, ha considerado que "lo del jueves en el Parlamento fue una vergüenza, porque los políticos se pasaron la pelota unos a otros como si fuese un parvulario, y nosotros sólo queremos soluciones".

Viacorta, que el jueves estuvo en el exterior del Parlamento protestando junto a otros vecinos, ha añadido: "Nuestro temor es que después de dos meses, cuando ya no salgamos en las noticias, se nos olvide y nos quedemos solos con el muerto". Otro de los participantes en la protesta, Juan Pablo Sánchez, ha explicado que vecinos como él prefirieron quedarse en el exterior del Parlament porque no entienden "el idioma de los políticos", y se ha preguntado, "¿por qué ellos no tienen grietas en el piso?". Este vecino ha declarado que se sienten "huérfanos" porque no se sienten apoyados por la asociación de vecinos ni los partidos de izquierda, y se ha preguntado "¿dónde está el discurso social de Carod-Rovira y Joan Saura?".

Por otro lado, el presidente de ICV, Joan Saura, ha lamentado esta mañana que los "excesos verbales" tanto de Maragall como del jefe de la oposición, Artur Mas, hayan "tapado" la crisis de Carmel o la redacción del Estatuto, y ha apelado a la "responsabilidad" de ambos para que eviten que estas cuestiones queden en un segundo plano. Saura, conseller de Relaciones Institucionales de la Generalitat, ha recordado que "antes del miércoles, trabajábamos para hacer frente a la crisis del Carmel y la elaboración del Estatuto". Por su parte, el secretario federal de Organización del PSOE, José Blanco, ha atribuido hoy a un momento de "gran tensión" las acusaciones de Maragall a los anteriores gobiernos de CiU y ha considerado que ahora "las aguas deben volver a su cauce y la política catalana debe recuperar un clima de normalidad".