Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Pleno del Poder Judicial aprueba el informe contrario al matrimonio entre homosexuales

El sector progresista y minoritario del CGPJ muestra su "total desacuerdo" con los términos del informe

El pleno del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) ha ratificado hoy por 11 votos a favor y 9 en contra el informe elaborado por la Comisión de Estudios del CGPJ que rechaza el proyecto de ley para regular el matrimonio civil entre parejas del mismo sexo enviado por el Gobierno a las Cortes.

En el informe aprobado por el pleno del órgano de gobierno de los jueces, con la radical oposición del sector progresista y minoritario, se retiró la comparación de los futuros matrimonios entre homosexuales y "la unión entre un hombre y un animal", introducida por el vocal conservador José Luis Requero. Hoy, este vocal, que ha sido el ponente del informe, ha pedido disculpas por si alguien se había sentido ofendido por esa frase, pero ha opinado que todas las críticas se centraron en ella para no entrar en el fondo del asunto y ha lamentado que no le hayan pedido perdón quienes han dicho que el estudio lo ha redactado una mente "enferma o deformada".

Según ha explicado Requero, la conclusión del informe es que el proyecto del Gobierno es de "dudosa constitucionalidad" ya que "no hay una igualdad jurídica de las personas homosexuales respecto a las heterosexuales en relación a la institución matrimonial, puesto que ésta tiene una finalidad, una dimensión y una estructura distinta al modelo de convivencia" de los homosexuales.

"Integrista, sectario e indecente"

La denominada minoría progresista ha presentado tres votos particulares -los de Luis Aguiar, María Angeles García (ambos nombrados a propuesta del PSOE) y Alfonso López Tena (a propuesta de CiU)- para mostrar con diferentes argumentos su "total desacuerdo" con las tesis de la mayoría conservadora y defender la constitucionalidad del proyecto.

El más duro en su rechazo ha sido López Tena, quien ha tildado de "pseudoinforme ilegal" el estudio aprobado hoy, con un contenido "constitucionalmente ignaro, jurídicamente falaz, intelectualmente deshonesto, ideológicamente integrista, políticamente sectario y humanamente indecente".

Aguiar, por su parte, ha esgrimido razones procesales, al considerar que el Consejo ha "usurpado" una competencia que no tenía para emitir un dictamen no solicitado por el Gobierno, y después ha rechazado el fondo del dictamen por partir de "unas concepciones muy conservadoras en materia de matrimonio, de costumbres y de moralidad". Así, este vocal ha rechazado que se pueda decir que una de las razones para no reconocer el matrimonio homosexual se encuentra "en la debilidad emocional" de estas parejas, o que se aluda a que la reforma "desapoderaría al legislador ante eventuales reivindicaciones" en favor del matrimonio poligámico. A su juicio, esta última afirmación significa "desconocer que de las pocas cosas claras que deja la Constitución es que el hombre y la mujer tienen derecho a contraer matrimonio en condiciones de igualdad jurídica, por lo que la poligamia es inviable y no tiene cabida en la Constitución".