Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fraga sufre un desmayo mientras pronunciaba el discurso del Estado de la región

El presidente de Galicia anuncia un "acuerdo definitivo" con Baltar sobre la crisis del PP

Santiago de Compostela

El presidente de la Xunta, Manuel Fraga, ha sufrido esta mañana un desmayo mientras pronunciaba el discurso del estado de la región en el Parlamento autonómico. El líder popular, de 81 años, ha sido evacuado de la sala y la sesión ha quedado suspendida. Una vez restablecido de la lipotimia, el presidente gallego ha finalizado al mediodía su discurso y la sesión ha sido pospuesta hasta mañana. El portavoz del Grupo Popular, Jaime Pita, ha subrayado que Fraga "se encuentra perfectamente, aunque cansado" y ha llegado a asegurar que "está en lo mejor de la vida" para "conseguir lo mejor para el pueblo gallego".

El presidente gallego, que la semana pasada interrumpió su agenda a causa de una gastroenteritis pero que durante el fin de semana mantuvo una agotadora actividad, entre el congreso del partido, la resolución del conflicto del PP gallego y los actos normales de su cargo, había comenzado su discurso de 121 páginas a las diez de la mañana. Cuando llevaba más de una hora de discurso, Fraga ha comenzado a hablar con dificultad, lo que ha alertado a los miembros de la Cámara, algunos de los cuales solicitaban al presidente la suspensión del debate y la presencia de un médico. Fraga ha comenzado a perder el equilibrio, ante lo que se han levantado de su escaño varios miembros del Parlamento, tanto del Gobierno como de la oposición, quienes han calificado el incidente de "dramático".

Ayudado por varios diputados, entre los que se encontraba el consejero de Sanidad, José Manuel González, el diputado popular Miguel Santalices y el socialista Francisco Cerviño, todos ellos médicos de profesión, el presidente ha abandonado la sala de la Cámara en una silla con ruedas para recibir atención sanitaria. Fuentes de la Xunta han informado de que, según los médicos que le han atendido, todo apunta a que el presidente ha sufrido una hipoglucemia que le ha ocasionado una bajada de tensión cuando llevaba más de una hora pronunciando su discurso. Posteriormente, la Junta de Portavoces de la Cámara gallega ha celebrado una reunión en la que por unanimidad se ha acordado que Fraga, tal y como era su deseo, terminara el discurso y posteriormente se suspendiera la sesión hasta mañana.

"Unidad ideológica"

Antes de regresar al Parlamento de Santiago, el cardiólogo particular de Fraga ha encargado la realización de unos análisis y un electrocardiograma, tras lo que el facultativo ha autorizado al presidente gallego a retomar su actividad. Entre los aplausos del PP, Fraga ha regresado al hemiciclo sobre las 12.25 y, tras una intervención de unos 15 minutos, ha dado por finalizado su discurso. Durante esta breve intervención, Fraga ha pedido disculpas por su debilidad, que ha atribuido a la gastroenteritis. Aunque ha reconocido que nadie es imprescindible, ha citado a Voltaire: "Cuanto más envejecemos, más necesitamos estar ocupados. Casi es preferible morir antes que arrastrar una vejez ociosa. Trabajar es vivir".

Horas antes el Partido Popular de Galicia (PPdeG) había anunciado hoy "un acuerdo definitivo" entre Fraga y el líder de los populares de Ourense, Xosé Luis Baltar, sobre la crisis del PPdeG. El acuerdo se basa, explica un comunicado, "en la decisión de pensar lo mejor para Galicia y para el partido a través del mantenimiento de la unidad ideológica y política". El anuncio se produce poco antes de que comience en el Parlamento gallego el Debate sobre el Estado de la Autonomía.

En un comunicado, el PPdeG señala que ambos dirigentes, que se reunieron ayer en la residencia del presidente de la Xunta durante unos 20 minutos, "alcanzaron en las últimas horas un acuerdo definitivo sobre algunas discrepancias de carácter interno que motivaron el diálogo de los últimos días". "El acuerdo se basa -explica la nota- en la decisión de pensar lo mejor para Galicia y para el partido a través del mantenimiento de la unidad ideológica y política que tan excelentes resultados proporcionó en desarrollo y bienestar para Galicia en general y para Ourense en particular". Finalmente, el presidente del PPdeG expresa "su agradecimiento a Xosé Luis Baltar por su esfuerzo en la voluntad de acuerdo".