Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Al menos cinco personas mueren en el naufragio de una patera en Cádiz

La embarcación, en la que viajaban entre 30 y 35 'sin papeles', volcó a pocos metros de la costa de Tarifa

La densa niebla que cubría la costa de Tarifa esta madrugada ha impedido que el sistema de vigilancia detectase una lancha neumática de siete metros de eslora que se aproximaba subrepticiamente a la playa con entre 30 y 35 personas a bordo. Apenas unos metros antes de llegar a su destino, la embarcación naufragó, y el mar se tragó a varios de sus ocupantes. Hasta el momento la Guardia Civil ha rescatado cinco cadáveres, según ha informado la Subdelegación del Gobierno en Cádiz.

Los cuerpos sin vida pertenecen a un hombre y una mujer subsaharianos, y otros dos varones en apariencia marroquíes. La historia del naufragio se ha conocido por boca de dos inmigrantes que sobrevivieron y fueron detenidos ya en la costa. Según su testimonio, la mujer hallada muerta llevaba un niño de ocho o nueve meses en brazos; la Guardia Civil ha rescatado esta tarde el cuerpo del bebé.

Que la niebla fue la causa de que el Sistema Integral de Vigilancia Exterior (SIVE) no detectara la llegada de la embarcación lo ha contado el delegado del Gobierno en Andalucía, José Antonio Viera. El naufragio lo han relatado esos dos supervivientes: al parecer, pocos metros antes de que la lancha llegara a una prolongación rocosa de la playa de Punta Paloma que se conoce como Paloma Baja, varias personas se pusieron en pie, lo que desestabilizó la embarcación y tiró al mar a sus ocupantes. Al menos cuatro de ellos no lograron nadar hasta la costa. El viento, que entonces soplaba de levante de entre seis y siete nudos —de 40 a 61 kilómetros—, contribuyó a la catástrofe; ahora, el viento y las corrientes arrastra los cadáveres hasta la costa.

La Guardia Civil tuvo noticia del naufragio a las seis de la mañana, y ahora mantiene un operativo de rastreo para localizar a aquellos que pudieron llegar a tierra —en una zona cercana a la carretera N-340—, mientras busca también en el mar, con la ayuda de Salvamento Marítimo, otros posibles náufragos que no sobrevivieron. Hasta el momento han sido detenidos sólo cuatro inmigrantes, así que más de una veintena sigue en paradero desconocido.