La visita de Hoon a Gibraltar vuelve a enturbiar las relaciones entre España y Reino Unido

El Gobierno llama a consultas al embajador británico tras el "gesto inamistoso" de su país

Madrid / Londres - 30 jul 2004 - 19:51 UTC

La visita del ministro de Defensa británico, Geoff Hoon, a Gibraltar con ocasión de las celebraciones militares que conmemorarán el miércoles la toma del Peñon ha vuelto a enturbiar las relaciones entre España y Reino Unido, que ya se vieron empañadas hace dos semanas con la segunda visita del submarino nuclear Tireless a la colonia británica.

Más información

El malestar es patente en el seno del Gobierno español, y así lo ha expresado esta tarde en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros Maria Teresa Fernández de la Vega. La vicepresidenta primera, que ha confirmado la "visita inoportuna", ha advertido de que la presencia de Hoon en el Peñón provocará "conversaciones de tipo diplomático" entre ambos países, "aliados y amigos", ha recordado. Así, De la Vega ha dicho que el Ministerio de Asuntos Exteriores "va a iniciar de inmediato las actuaciones oportunas". "Desde luego, ésta es una visita que no vamos a considerar, o que no vamos a calificar en estos momentos de lo mas oportuna. Yo diría que es más bien inoportuna", ha aseverado la vicepresidenta.

Un "gesto inamistoso"

Horas más tarde, el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Angel Moratinos, recogía el guante y anunciaba la decisión de llamar a consultas al embajador británico en España, Stephen Wright, para transmitirle su "malestar" por la visita de Hoon a Gibraltar. En declaraciones a los periodistas, Moratinos ha señalado que el Gobierno español considera la visita "un gesto inamistoso". Según el jefe de la diplomacia española, el embajador británico "ha dado una serie de excusas y explicaciones sobre la visita", aunque ha asegurado que "no son suficientes para el Gobierno español". Por último, el ministro ha lamentado que Gran Bretaña "ha perdido una oportunidad histórica de haber convertido en un gesto positivo este centenario de la invasión de Gibraltar, porque cuando se conmemora un hecho histórico en el siglo XXI entre aliados y países europeos se hace de forma positiva".

El incidente del 'Tireless'

El último incidente diplomático entre ambos países se produjo a mediados de este mes, cuando el submarino de propulsión nuclear HMS Tireless, de la Armada Real británica, permaneció atracado cinco días en el puerto de la colonia británica. En su anterior visita al Peñón, en el año 2000, el Tireless tuvo que ser reparado de una fisura en el reactor de propulsión nuclear durante casi un año, pese a que el puerto del Peñón no estaba preparado para acometer ese tipo de reparaciones.

Lo más visto en...

Top 50