Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
'ABERRI EGUNA'

Imaz pide a Zapatero que abandone el pacto contra ETA si quiere "regeneración democrática"

El presidente del PNV asegura que los terroristas "no tienen cabida en una nación libre"

Josu Jon Imaz ha aprovechado su primer Aberri Eguna como presidente del PNV para lanzar un mensaje al futuro presidente de Gobierno, el socialista José Luis Rodríguez Zapatero, a quien ha pedido que abandone el Pacto Antiterrorista, suscrito por PSOE y PP en diciembre de 2000, si lo que quiere es "impulsar la regeneración democrática". Por ello, ha instado a Zapatero a que "se desligue de aquellos principios", para lo que ha ofrecido "colaboración". Imaz ha denominado a ese acuerdo, con marcada ironía, "pacto contra las libertades".

Imaz ha advertido a los socialistas de que si no abandonan el acuerdo antiterrorista, su partido estará "vigilante" y "firme defendiendo la libertad y el Estado de Derecho". En otro momento de su intervención en Bilbao, ha hecho alusión al proyecto de nuevo Estatuto político para Euskadi, al advertir de que "en ningún caso vamos a renunciar a emprender el camino". El dirigente nacionalista ha compartido protagonismo en el acto central del Aberri Eguna con el lehendakari Juan José Ibarretxe, quien ha abogado por un final dialogado de la violencia y ha demandado a ETA "un alto el fuego definitivo, de una vez y para siempre".

El lehendakari se ha comprometido "solemnemente" a aceptar, "sea cual sea el resultado", el proyecto de nuevo Estatuto que salga del Parlamento vasco, del que ha reiterado que será sometido a "consulta democrática" de la sociedad vasca. Según ha dicho, "nadie va a decidir por la sociedad vasca".

"ETA no tiene cabida en una nación libre"

En referencia también a ETA, Imaz ha afirmado esta mañana en Fuenterrabía, tras la celebración del Aberri Eguna de la asamblea de electos de PNV y EA, Udalbiltza, que para que el País Vasco se convierta en una "nación libre" es necesario que también "todas las personas lo sean", y por lo tanto la organización terrorista ETA "no tiene cabida" en ella.

El líder del PNV ha advertido a ETA de que "no se puede amenazar los derechos básicos de una persona, matar, y extorsionar", tras lo que ha insistido en que "la nación sólo puede ser libre si todas las personas somos libres y si los derechos de todas las personas son respetados".

En todo caso, ha eludido comentar "rumores" sobre una posible tregua de la organización terrorista y se ha limitado a expresar que "ETA debería tomar una decisión definitivamente sobre todo esto para que los vascos puedan decidir y tener su futuro en paz y libertad".

"En un momento en que construimos una Europa que no debe tener fronteras en su seno, queremos afirmar nuestra apuesta en favor de una Europa políticamente unida y que respete la diversidad de pueblos, naciones, lenguas y culturas que tiene en su seno", ha agregado. Finalmente, Imaz ha restado importancia al hecho de que los nacionalistas celebren por separado todos los años el Aberri Eguna y, por el contrario, ha subrayado que el "día de la patria vasca" siempre se ha manifestado con una "diversidad de actos", lo que ha calificado de "enriquecedor".

El foro de debate 'abertzale'

Los miembros de la desaparecida Batasuna no han convocado la tradicional fiesta, sino que han asistido en Pamplona al llamado Foro de Debate en el que se integran los cargos electos de la extinta formación radical, Eusko Alkartasuna, Zutik y Abertzaleen Batasuna. En el acto se han presentado las conclusiones de un proceso de debate mantenido en los últimos meses en el que se exponen las bases para "la resolución del conflicto que vive Euskalherria". Según los miembros de este foro, "la esencia del conflicto estriba en la intervención denegadora de nuestra propia identidad por parte de los Estados español y francés".

Un "aquelarre nacionalista"

El PP vasco ha cargado con dureza contra la celebración del Aberri Eguna, un "aquelarre nacionalista" y la prueba de que la "mayor pretensión" de PNV y EA es la independencia.

El secretario general de los populares vascos, Carmelo Barrio, ha declarado que desde que el plan Ibarretxe se puso en marcha "se ha desatado todo lo referido a la reivindicación independendista del nacionalismo". Según Barrio, está aspiración secesionista es la "pretensión fundamental" de "una manera más explícita o soterrada" tanto de Josu Jon Imaz, presidente del PNV, de Begoña Errazti, presidenta de EA, como de Arnaldo Otegi, líder de la ilegalizada Batasuna.

Al mismo tiempo, el secretario general de los populares vascos ha aludido a que la defensa de la nación vasca se contradice con el mensaje de PNV y EA respecto a que su objetivo es un País Vasco esté integrado en Europa. Según Barrio, "no hay nada más engañoso que eso", puesto que, a su juicio, reivindicar una nación no coincide con los planteamientos de la Unión Europea.

Más información