Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Se eleva a 34 el número de cadáveres hallados tras el naufragio de una patera en Rota

En la embarcación neumática viajaban entre 40 y 50 inmigrantes, de los que sólo cinco han sido rescatados con vida

Los equipos de rescate han recuperado hoy el cuerpo de seis inmigrantes en la bahía de Cádiz, que según todos los indicios viajaban en la patera que naufragó el sábado frente a Rota con entre 40 y 50 personas a bordo. Son así ya 34 los cuerpos sin vida rescatados en los últimos días.

Salvamento Marítimo y la Guardia Civil han recuperado hoy en la bahía de Cádiz los cadáveres de seis inmigrantes que, según todos los indicios, viajaban en la expedición que naufragó a unos 200 metros del litoral de Rota la noche del pasado sábado. Son así ya 34 los cuerpos sin vida rescatados en los últimos días; en la patera viajaban entre 40 y 50 personas, de las que tan sólo cinco han podido ser encontradas con vida.

Los seis cuerpos recuperados hoy cerca a la base naval de Rota se suman a los dos hallados el pasado domingo (uno en el mismo lugar y otro en la playa de la Costillla), otro encontrado en Rota al día siguiente, y uno más localizado el jueves. El viernes fueron rescatados 14 cadáveres en las playas de la Puntilla, Fuentebravía y El Bezo, en la base de Rota y en El Puerto de Santa María; y ayer otros diez, en la playa de Levante y en la instalación militar, según ha informado la subdelegación del Gobierno en Cádiz.

Temporal en Cádiz

Hace ya casi una semana que alrededor de medio centenar de inmigrantes partió de la costa norte de Marruecos, cerca de Tánger, en una embarcación neumática gobernada por un patrón al que no debió de importar el mal estado de la mar. La lancha fue avistada por un mercante que alertó de su navegación casi agónica, aunque nada más se supo de ella.

Cuando la expedición estaba a punto de alcanzar la costa de Rota, un golpe de mar volcó la embarcación, que fue hallada horas más tarde vacía frente al hotel Playa de la Luz, de Rota. Los cinco supervivientes del naufragio, que han sido repatriados ya a Marruecos, declararon que se encontraron de pronto en el agua, a oscuras, cansados y con síntomas de hipotermia. A la desesperada lucharon contra olas de hasta dos metros y nadaron hacia la orilla.

La cifra exacta de víctimas es una incógnita. Los investigadores sostienen que algunos tocaron tierra pero se escaparon para evitar su repatriación, y nadie descarta que el mar no siga devolviendo más cuerpos en las próxima horas.

Hace un año, en unos acantilados de la localidad gaditana de Barbate fallecieron 16 personas, y el pasado mes de julio, una patera naufragó en Fuerteventura y desaparecieron en el mar 15 de sus viajeros.