Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mato confirma que Aznar continuará siendo presidente del PP cuando se nombre sucesor

La coordinadora del PP dice que la futura "bicefalia" no afectará a las perspectivas electorales ni al programa de su formación

El debate en torno a la sucesión de José María Aznar va ocupando cada vez más espacio en el seno del partido del Gobierno. Dos días después de que el propio Aznar exigiese a los mandos del PP que no se pierdan en "conjeturas" sobre su reemplazo, algo que Javier Arenas calculó que tendría lugar en octubre, Ana Mato ha aclarado que Aznar continuará siendo presidente del PP hasta que se celebre el próximo congreso, previsto para 2005.

En rueda de prensa en la sede de la calle Génova, la coordinadora de organización del PP ha confirmado que el próximo candidato popular en las elecciones de 2004 no ocupará la presidencia del partido hasta 2005, a no ser que se celebre un congreso extrodinario o se produzca una delegación o dejación de funciones por parte de Aznar, algo que ha considerado "muy difícil".

A este respecto, el jefe del Ejecutivo y presidente del PP, ha sugerido desde El Salvador, donde acude a una cumbre, que descarta la celebración de un congreso extraordinario al asegurar que "cumplirá sus compromisos". "Yo he dicho que no voy a ser candidato a la presidencia del Gobierno de España en las próximas elecciones generales y he dicho también en el año 2002 que no voy a volver a ser candidato a la presidencia del partido, que celebra congresos cada tres años y por tanto en el año 2005 yo no volveré a ser candidato a la presidencia del partido popular", ha reiterado el presidente.

Por lo tanto, desde el próximo otoño y hasta 2005, el PP vivirá una situación de "bicefalia", como la misma Mato ha reconocido. Por un lado, estará el candidato a La Moncloa y por otro el actual jefe del Ejecutivo y presidente del PP. No obstante, ese novedoso reparto de poder no es visto por los populares como un obstáculo. Al contrario, Ana Mato se ha mostrado segura de que no influirá en el programa que se elaborará para los próximos comicios catalanes, europeos y generales, además de los posibles andaluces, madrileños y el referéndum sobre la Constitución Europea, porque, ha dicho, el programa va "más allá de las personas" y se basa en la cohesión territorial. "El PP es el único partido que dice lo mismo en toda España", ha añadido.

Pese a lo dicho por Ana Mato, el presidente del Gobierno ha asegurado que no habrá "ningún elemento de bicefalia en la dirección del Partido Popular" tras la sucesión, si bien se ha mostrado enigmático y no ha revelado en qué procedimiento está pensando para evitar esa situación.

"Es la última, no habrá otra más"

El jefe del Ejecutivo dejó claro que no volvería a presidir el PP durante la celebración del XIV Congreso Nacional de su partido, en enero de 2002. "Es la última, no habrá otra más, ésta es la última", dijo entonces, tras su quinta reelección consecutiva como presidente del PP y ante los 3.500 compromisarios y 2.000 invitados congregados en Madrid. Con esas palabras, Aznar abrió de manera oficiosa la carrera de su sucesión.

Algo emocionado, Aznar aclaró que su decisión no era "fruto de un arrebato o una ocurrencia frívola" ajenas a su carácter "frío y seco". Añadió: 'Es una convicción profundamente arraigada, quizá consecuencia de una forma determinada, especial, personal, de entender la política'.