Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
GUERRA EN IRAK | La protesta ciudadana

Miles de ciudadanos realizan una 'cacerolada' en Madrid y Barcelona contra la guerra

Los conductores han hecho sonar los cláxones de sus vehículos y los parques de Bomberos sus sirenas

Miles de ciudadanos de Barcelona, Madrid y Valencia han realizado esta noche una cacerolada durante quince minutos como protesta contra la guerra en Irak. En la capital catalana, con anterioridad a estas muestras de desacuerdo con la posición en el conflicto del Gobierno de José María Aznar, se han apagado las luces en muchas casas, en un acto convocado por la Plataforma Aturem la Guerra (Paremos la guerra).

En esos quince minutos de cacerolada ciudadanos de los distintos barrios de Barcelona han salido a los balcones de su casa para dejarse oír con todo tipo de utensilios. Además, como ya ha ocurrido otras veces en las protestas en la capital catalana, muchos conductores han hecho sonar los pitos de sus vehículos y en los parques de los Bomberos de la Generalitat se han hecho sonar las sirenas de sus vehículos durante un minuto.

Aturem la Guerra es un colectivo que agrupa a más de 250 ONG, entidades, partidos y sindicatos que se oponen a la invasión de Irak. En algunos barrios, como el de Gracia, el Ensanche y Ciutat Vella muchos ciudadanos se han concentrado en la calle para hacer más evidente su disconformidad.

En la cacerolada de ayer la intensidad del ruido en la ciudad subió en algunas calles de 55 a 101 decibelios, según las mediciones hechas por un profesor de la Escuela de Ingenieros Caminos, Canales y Puertos de Barcelona.

En Madrid la protesta estaba convocada por Ecologistas

en Acción, con el apoyo de Plataforma contra la Guerra. La protesta se ha dejado sentir sobre todo en los edificios y calles del centro y en el extrarradio, donde los vecinos han aporreado objetos metálicos.