Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA ILEGALIZACIÓN DE BATASUNA

El Supremo ilegaliza Batasuna por unanimidad

La coalición puede presentar recurso de amparo ante el Constitucional, aunque la sentencia será efectiva una vez se notifique a las partes, algo que ocurrirá los próximos días

La Sala Especial del Tribunal Supremo (TS) ha acordado esta mañana por unanimidad de sus 16 miembros la ilegalización de Batasuna al considerar que esta formación vulnera la Ley de Partidos, tal y como pedían la Fiscalía y la Abogacía del Estado en sendas demandas presentadas el pasado septiembre. La ilegalización se extiende también a Euskal Herritarrok (EH) y a Herri Batasuna (HB), otras siglas utilizadas en el pasado por la misma formación. Batasuna puede presentar recurso de amparo ante el Constitucional, aunque la ilegalización será efectiva a partir de la notificación de la sentencia, cuyo texto íntegro se conocerá dentro de unos días.

El Supremo considera que Batasuna ha incurrido en las causas de suspensión que contempla el artículo 9 de la Ley de Partidos. Esta decisión ha sido anunciada sobre las 14.40 horas por el presidente del Tribunal Supremo, Francisco José Hernando Santiago, quien ha anunciado que la sentencia, que será "clara, congruente y extensa", se dará a conocer próximamente, y que el fallo ha sido notificado a las partes media hora antes de hacerla pública ante los medios de comunicación. "Resultaría improcedente, sin estar notificada la sentencia a las partes, entrar en disquisiciones técnicas y jurídicas. He querido dar la oportunidad a todos los medios de tener la noticia al mismo tiempo", ha dicho Hernando.

Una deliberación de cuatro días

El fallo ha sido adoptado por unanimidad entre los 16 magistrados que componen la Sala Especial creada en virtud del artículo 61 de la Ley de Partidos para resolver la demanda de ilegalización. De esta forma, y tras una deliberación que se ha prolongado cuatro días y que no ha agotado el plazo máximo hasta el 4 de abril, los magistrados han acordado acceder a las demandas de ilegalización que habían planteado la Fiscalía y la Abogacía del Estado.

En estos escritos, tanto el Ministerio Fiscal como el Gobierno sostenían que Batasuna es un complemento de ETA, algo que quedó demostrado con las pruebas practicadas durante el proceso que se ha seguido en el tribunal, tras la presentación el pasado 3 de septiembre de las demandas.

Por su parte, Batasuna alegó que el Supremo sólo pudo acreditar que la formación abertzale no ha condenado los atentados de ETA y, en su opinión, ésta no es una causa de ilegalización, por lo que pidió que se dictara una sentencia desestimatoria.

Batasuna, suspendida e ilegalizada

La resolución será notificada al Ministerio del Interior para que se proceda a efectuar la anotación correspondiente en el Registro de Asociaciones Políticas. Además, pone en marcha un proceso de liquidación patrimonial de Batasuna que será controlado por tres interventores designados por el Tribunal. Batasuna puede presentar ahora recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional aunque la ilegalización tendrá efectos a partir de la notificación de la sentencia del Supremo.

En cualquier caso, Batasuna no tiene formalmente actividad como partido político después de que el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón acordara el pasado 26 de agosto la suspensión cautelar de sus actividades por un periodo de tres años en relación con el proceso penal que se sigue contra el entramado de ETA.

La decisión del Supremo se produce después de que el Tribunal Constitucional avalara la constitucionalidad de la Ley de Partidos Políticos y estableciera que no es una norma sancionadora, ni singular, porque no se ha dictado para ilegalizar a un determinado partido, ni restringe derechos fundamentales.