Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Desarticulada una red que planeó el asesinato del fiscal Antidroga de la Audiencia Nacional

Los ocho detenidos pretendían atentar también contra dos 'narcos' arrepentidos y dos abogados .-Dos funcionarios de prisiones y una abogada, imputados en el caso

La Guardia Civil ha desarticulado una banda criminal integrada por ocho personas que pretendían asesinar al fiscal Antidroga de la Audiencia Nacional, Javier Zaragoza, a dos narcos arrepentidos y a dos abogados relacionados con el juicio por narcotráfico que se sigue contra uno de los presuntos homicidas.

Según fuentes del instituto armado, el homicidio fue preparado desde la prisión de Soto del Real por un acusado de narcotráfico, cuya identidad responde a las iniciales P.V. Los dos acusados habían testificado en su contra y los dos abogados contra los que pretendía atentar, se habían enfrentado con él. Para llevar a cabo su plan, el acusado iba a pagar 50.000 euros a los sicarios y 100.000 a los otros cuatro cómplices. Entre los detenidos se encuentra un español, cinco colombianos y dos venezolanos.

Desde Soto del Real P.V. se valía de sus contactos con otro preso para impartir sus órdenes, localizar a sus colaboradores y pagar las armas y a los sicarios. El objetivo del plan era llevar a cabo un ajuste de cuentas y provocar el miedo tanto entre los testigos como entre los estamentos judiciales.

Dos funcionarios imputados

Además, en la causa han sido imputados una abogada y dos funcionarios de prisiones por su presunta participación en los hechos.

Todos los detenidos ingresaron en prisión tras ser puestos a disposición judicial. En los seis registros domiciliarios practicados se ha incautado diversa documentación, varios teléfonos móviles, una pistola con munición de fogueo, pequeñas cantidades de cocaína y 3.000 euros en billetes de 200. La operación ha sido supervisada en todo momento por la Fiscalía de Madrid y la Autoridad Judicial competente.

La operación se inició a finales del pasado año, cuando la Guardia Civil realizaba una investigación contra el tráfico ilícito de droga en la Comunidad de Madrid, a raíz de la cual fue identificado un venezolano que pretendía contratar a otras personas para cometer un homicidio. A continuación se tuvo conocimiento de que podría tratarse de un grupo organizado, cuyo cabecilla era un preso preventivo de la citada cárcel.

La Guardia Civil ha comunicado hoy los detalles de la operación denominada Astilla después de que algunos datos fueran publicados en varios medios de comunicación.