Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
TEMPORAL DE NIEVE Y VIENTO EN ESPAÑA

El temporal remite pero siguen los problemas en las comunicaciones por tren y carretera

Sólo un puerto de montaña de la red principal permanece cerrado, además de otros 35 secundarios

El temporal de nieve y viento que azota a la Península y Baleares tiende a remitir, aunque cuatro comunidades autónomas -Asturias, Cantabria, Castilla y León y Cataluña- siguen el alerta por nieve y fuertes vientos. Aunque la situación ha mejorado, todavía hoy se han registrado problemas en carreteras y ferrocarriles y 49 localidades burgalesas siguen teniendo dificultades en su acceso, lo que afecta a unas 1.470 personas.

Según el parte del Instituto Nacional de Meteorología, se esperan para mañana, domingo, precipitaciones de nieve sobre los 1.000 metros en Asturias y Cantabria, donde se pueden acumular espesores de diez centímetros. Para Castilla y León, en sus provincias de León, Palencia, Burgos y Soria se prevén nevadas en cotas de 500 metros, tendiendo a lo largo del día a subir a los 1.000 metros. En Cataluña se esperan nevadas en Lérida, concretamente en la zona pirenaica, donde se podrían acumular espesores de cinco centímetros. Mientras, se esperan fuertes vientos -hasta 100 kilómetros por hora- en las provincias de Gerona y Tarragona.

Carreteras

Las carreteras siguen siendo el principal problema que ha dejado el temporal, aunque la situación parece mejorar. En la red principal, únicamente permanece cerrado el Puerto de Piqueras, en la carretera N-111, en Soria. Otros 29 puertos se encuentran cerrados en la red secundaria y es necesario el uso de cadenas en un total de 35. Además, la presencia de nieve, y en menor medida de hielo y vientos fuertes, dificulta la circulación en unos 80 tramos de carretera (sin incluir los puertos), aunque sólo siete de ellos se sitúan en la red principal.

Problemas ferroviarios

También se han registrado problemas en la red ferroviaria, que han obligado a cortar algunos tramos. A media tarde, RENFE mantenía cortado el tramo ferroviario entre Palencia y Bárcena (Cantabria) y la circulación de trenes continuaba restringida en los tramos ferroviarios Venta de Baños-Miranda de Ebro, según el último parte de incidencias facilitado por la compañía.

Además, hasta que se normalice la situación, sigue suspendido el servicio e trenes regionales en los corredores que discurren entre León y Gijón y entre Valladolid y Santander. En total existen 168 tramos afectados por las adversas condiciones meteorológicas y otros 22 se encuentran cortados al tráfico, casi todos ellos en las comunidades de Asturias, Cantabria, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Navarra, País Vasco y La Rioja.