Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
SUCESO

Detenido el vecino del piso incendiado en Madrid al tener pendiente una orden de captura

El fuego de la calle Julio Palacios se inició por una fuga en una bombona de acetileno

El inquilino del tercer piso de la calle Julio Palacios, 24, en el distrito de Fuencarral (Madrid), donde el pasado lunes se inició un aparatoso incendio, ha sido detenido al tener pendiente una orden de busca y captura de la Audiencia Provincial de Alicante.

La Dirección General de la Policía ha precisado esta madrugada en una nota oficial que el inquilino, identificado como Juan L.B., fue arrestado ayer y puesto a disposición judicial, y subraya además que la detención no guarda "relación directa con las causas del incendio", que la Policía dice se produjo "de manera accidental". Según la Policía, Juan L.B "poseía un amplio historial delictivo con numerosos antecedentes policiales" y en su casa se encontraron tres armas de fuego, dos grilletes y cuatro inmovilizadores eléctricos y diversa munición, parte de ella percutida.

El detenido vivía de alquiler en el piso donde se inició el incendio, el tercero, puerta segunda, escalera B del portal número 24 donde ayer agentes de la Unidad contra la Delincuencia y el Crimen Organizado (UDYCO) y de la Jefatura Superior de Policía de Madrid hallaron "en un registro minucioso" un revólver calibre 38 Taurus con cinco cartuchos dentro, otro revólver calibre 32 Ruger modelo SP-101 con 6 cartuchos y un rifle Lakefield, calibre 32, con mira telescópica y calibre 32, todos ellos en "perfecto estado de utilización".

Bombona de acetileno

La Dirección General de la Policía ha informado también de que una chispa del enchufe de una aspiradora, que entró en contacto con el gas acetileno de una bombona de acetileno en la que había un escape, fue el origen de la explosión del gas y el posterior incendio registrado en los edificios de la calle Julio Palacios números 24 y 26. Concreta la nota que "el incendio se produjo de manera accidental, activado por la presencia de dos bombonas de acetileno y oxígeno que imprudentemente estaban depositadas en el salón de la vivienda".

El acetileno, un compuesto químico de carbono e hidrógeno, es un gas que se usa fundamentalmente en los procesos industriales y en combinación con el oxígeno se suele utilizar para soldaduras y el revestimiento de piezas metálicas. Sobre los motivos del siniestro, la nota policial explica que tuvo sus orígenes en "las operaciones de enchufe y desenchufe de un aspirador que en ese instante estaba utilizando una empleada del hogar" y que "la chispa provocó la explosión del gas y una pequeña deflagración".

La empleada, según la policía, avisó inmediatamente al portero de la finca, quien trató de sofocar las llamas con un extintor, pero cuando llegó fue inútil su intento, pues las llamas se habían propagado ya a otros pisos a través de la puerta que se había quedado abierta. La policía observa, asimismo, que el fuego se extendió con "suma rapidez por el hueco de la estrecha escalera de la casa que actuó como chimenea". Además, concreta que las llamas se vieron favorecidas por los materiales combustibles de las paredes, que estaban forradas de madera y papel, lo que facilitó que el fuego llegara hasta la última planta y penetrara en algunas viviendas.