Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CATALUÑA

Dos heridos en la explosión de un artefacto casero en un banco de Barcelona

La policía indica que todos los indicios apuntan a una "gamberrada"

Esta madrugada se ha producido una explosión, cuyas causas por el momento se desconocen, en el interior de un cajero de una sucursal de la Caixa situado en la zona norte de la capital catalana. La explosión ha tenido lugar a las 2.07 y ha provocado dos heridos leves.

Fuentes de los bomberos de la Generalitat han explicado que el suceso se ha producido en el barrio de Sarrià, en concreto en el número 49 Paseo Manuel Girona, esquina con la calle Capitán Arenas, cerca de la Diagonal. El artefacto estaba colocado en la parte trasera de la sucursal, junto a unos pequeños jardines.

Los dos heridos sufren cortes superficiales de los que han sido atendidos en el mismo lugar de los hechos. Además, un vecino del inmueble en cuyos bajos esta ubicada la oficina de la caja de ahorros ha tenido que ser atendido por los servicios sanitarios debido a una crisis nerviosa.

Además de los heridos, el sabotaje ha provocado daños en el interior de la oficina como la rotura de algunos cristales. La deflagración ha provocado también la rotura de cristales en los primeros pisos del edificio de siete plantas en cuyos bajos esta situada la oficina así como daños en otras viviendas ubicadas enfrente de la sucursal.

Todo apunta a "una gamberrada"

La policía investiga la autoría de la colocación del artefacto, que han calificado de "gamberrada", aunque fuentes de los efectivos policiales desplazados al lugar han destacado las similitudes entre esta explosión y las ocurridas el pasado otoño, también en varias sucursales de La Caixa en Via Laietana y Plaza Castilla, en el centro de Barcelona, atribuidas en esa ocasión a grupos antisistema.

La explosión, que se ha podido escuchar en un radio de un kilómetro, ha causado la alarma entre los vecinos de la zona debido a su potencia y a la intensa humareda que ha provocado un pequeño incendio que ha sido sofocado por los bomberos.

Algunos vecinos han optado por abandonar sus viviendas para congregarse en la calle, que ha sido acordonada por la policía, mientras que otros seguían desde los balcones las tareas de los efectivos policiales y de la Guardia Urbana.

"Ha temblado todo el edificio", han explicado algunos vecinos de las viviendas más bajas situadas frente a la sucursal, las más afectadas por la explosión. La policía ha rastreado la zona ante el temor, en un primer momento, de que existiera un segundo artefacto, posibilidad que ha sido descartada.