Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ORIENTE PRÓXIMO

Sharon permitirá a Arafat salir de Ramala si cumple el plan del jefe de la CIA

Cheney también condiciona una entrevista con el líder palestino al cumplimiento del texto de Tenet - Dos palestinos muertos y dos israelíes heridos en un nuevo enfrentamiento

El presidente palestino, Yasir Arafat, podrá abandonar los territorios palestinos "una vez sea aplicado el plan Tenet", según ha anunciado el primer ministro israelí, Ariel Sharon. El plan Tenet, elaborado sobre el terreno en junio de 2001 por el director de la CIA, George Tenet, establece las condiciones necesarias para lograr un alto el fuego duradero. Esta noche, sin embargo, dos palestinos han muerto y dos policías israelíes han resultado heridos en un nuevo enfrentamiento.

Sharon, en una rueda de prensa conjunta con el vicepresidente de EE UU, Dick Cheney, ha afirmado que el Gabinete de Seguridad ha decidido esta mañana permitir que Arafat salga de Ramala para participar en la Cumbre de jefes de Estado árabes que se celebrará los días 27 y 28 de este mes en Beirut.

Ante las preguntas sobre qué pasaría si hubiese brotes de violencia en ausencia de Arafat, Sharon ha contestado que impediría al rais palestino regresar a los territorios autónomos. Se trata de la primera vez que el jefe del Gobierno israelí formula personalmente la amenaza de desterrar de hecho a Arafat, quien permanece al frente de la ANP en los territorios palestinos autónomos desde 1994.

"Los objetivos de mi Gobierno son alcanzar un alto el fuego, poner en práctica las recomendaciones de Tenet y luego las de la Comisión Mitchell para reanudar las negociaciones políticas y, si Dios quiere, alcanzar la paz", ha asegurado Sharon a los periodistas.

Dos palestinos muertos

A primera hora de la madrugada, sin embargo, dos palestinos han muerto y dos guardias fronterizos israelíes han resultado heridos leves en un tiroteo ocurrido tras un ataque palestino a un puesto fronterizo israelí situado en las inmediaciones de Aviezer, localidad próxima a Cisjordania, a unos treinta kilómetros al suroeste de Jerusalén, según ha anunciado un portavoz de la Policía.

El ataque ha sido reivindicado por un grupo armado vinculado a Al Fatá, el Frente del Ejército Popular-Batallones del Regreso. "No habrá ni seguridad ni estabilidad ni tregua sin el establecimiento de un Estado palestino con Jerusalén como capital y el regreso de los refugiados" palestinos, ha señalado el grupo terrorista en un comunicado en el que se asegura que "rechaza todas las iniciativas de Estados Unidos" relacionadas con el conflicto palestino-israelí.

Una entrevista Cheney-Arafat

Por la tarde, Cheney había señalado, tras reunirse por segunda vez con Sharon, que Arafat "debe esforzarse ahora mismo" en "combatir contra la violencia" y que sólo se reunirá con él si cumple con las condiciones del plan Tenet.

Este documento consta de una serie de propuestas pactadas por Arafat y Sharon en junio del año pasado -y que ninguno de los dos cumplió- para alcanzar un alto el fuego que ponga fin a la sangrienta crisis de casi 18 meses entre sus respectivos pueblos, y para continuar las negociaciones de paz, bloqueadas desde hace casi quince meses.

Una de las condiciones de esos "entendimientos" logrados por George Tenet, director de la Agencia Central de Información (CIA) de EE UU, obliga a Arafat a desarmar a las facciones de la resistencia palestina en lucha por su independencia. Pero los portavoces de las facciones de la resistencia han reiterado que seguirán la lucha. A su vez, Israel debe replegar sus fuerzas a la línea donde estaban antes de desencadenarse el 28 de septiembre de 2000 la segunda Intifada.

Cheney, que ayer se negó a entrevistarse con Arafat porque no quiere ser visto como "un intermediario" entre los líderes palestino e israelí, ha aclarado que sí está dispuesto a hacerlo "en breve" en algún lugar de Oriente Próximo si "ahora mismo" ordena a sus fuerzas de seguridad que acaben con los ataques de la resistencia.

El vicepresidente de EE UU, que ayer tarde abandonó Israel y recaló en Turquía -último país de su gira de dos semanas por 11 países de la región-, ha asegurado que "el sueño" del presidente Bush es que los palestinos establezcan un Estado independiente junto a Israel y ha llamado a Sharon a aliviar los castigos que restringen los movimientos del pueblo palestino y que han causado una grave crisis económica a la población de Cisjordania y Gaza.

Mientras tanto, el mediador estadounidense, el general Anthony Zinni, ha viajado esta mañana a Ramala para entrevistarse "de urgencia" con Arafat, al parecer para explicarle la negativa de Cheney.