Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA LUCHA CONTRA ETA

Expulsado de su primer proceso en España Santi Potros por alborotar la sala del juicio

El fiscal pide para el ex dirigente terrorista 99 años de cárcel por el atentado contra la Dirección General de la Guardia Civil que en 1987 causó un muerto y cinco heridos

El ex dirigente etarra Santiago Arrospide Sarasola, Santi Potros ha sido expulsado esta mañana de la sala de la Audiencia Nacional donde se le juzga por el atentado contra la Dirección General de la Guardia Civil en Madrid en 1987. El presidente de la sala ha tomado esta decisión después de que Santi Potros gritara "yo no pinto nada en esta sala, no quiero saber nada, quiero irme" y golpeara la cabina en la que se ubica a los acusados.

"Se va a usted hacer daño", le ha contestado el presidente del tribunal, quien instantes después, y como el encausado persistía en su actitud, ha ordenado su expulsión de la sala de vistas y ha dado por renunciado el derecho del acusado a la última palabra.

La vista ha continuado entonces con el interrogatorio a los ex miembros del comando robacoches de ETA Juan Odriozola Aguirre y Eduardo Aguirre Mauleón, quienes han reconocido que en la época de los hechos se encargaban de conseguir los vehículos que la banda terrorista utilizaba luego en sus atentados, los preparaban en un almacén y los llevaban hasta el lugar que les indicaban.

Odriozola y Aguirre, sin embargo, han asegurado no recordar si habían sustraído el automóvil empleado en el atentado contra la Dirección General de la Guardia Civil y han manifestado no haber sabido nunca si, como sostiene el fiscal, recibían las órdenes primero de Juan Lorenzo Lasa Mitxelena, Txikierdi, y luego de Arrospide.

"Actitud violenta"

El representante del ministerio público ha recordado, no obstante, que en las declaraciones que prestaron tras su detención, ratificadas luego en la Audiencia Nacional, reconocieron que Santi Potros era su responsable.

En su informe final, el fiscal Pedro Rubira afirma que "ante las pruebas en su contra, el acusado se ha dedicado a mantener una actitud violenta e innecesaria", y mantenido su petición de 99 años de cárcel para el acusado al considerar acreditado que planificó y ordenó el atentado por el que hoy ha sido juzgado.

El abogado de Arrospide pide su libre absolución y ha renunciado a leer su informe final por expreso deseo de su cliente.

El país galo entregó a Santi Potros a España el 21 de diciembre de 2000 para que fuera juzgado por varios atentados entre los que figura la matanza de Hipercor, ocurrida en Barcelona el 17 de junio de 1987, en la que murieron 21 personas y otras 42 resultaron heridas, y el de la Plaza de la República Dominicana de Madrid, en el que fallecieron 12 guardias civiles.

Jefe de 'comandos'

En todo caso, como un tribunal de París le condenó por asociación de malhechores, no se accedió a que en España se le juzgue por pertenencia a banda armada, ya que es el delito equivalente.

El ex dirigente etarra, de 53 años y natural de Lasarte (Guipúzcoa), fue el jefe de los comandos ilegales de ETA entre 1981 y 1985 y posteriormente, tras la detención de Juan Lorenzo Lasa Mitxelena, Txikierdi, formó parte de la dirección de ETA, junto con Francisco Múgica Garmendia, Pakito y José Antonio Urrutikoetxea Bengoetxea, Josu Ternera.

Santi Potros tuvo el mando del comando itinerante, integrado por franceses, y que dependía directamente del máximo responsable de la organización hasta septiembre de 1987, cuando fue detenido en Anglet (sur de Francia). Antes de su entrega pasó 13 años en cárceles francesas, por lo que ostenta el dudoso título de ser el etarra que más tiempo ha estado preso en Francia antes de ser entregado a la justicia española.

Sus once causas en España

Hipercor. Presuntamente Potros ordenó al comando Barcelona, integrado por Domingo Troitiño, Rafael Caride y Mercedes Ernaga la colocación de un coche bomba en Hipercor en Barcelona, el 19 de junio de 1987. Murieron 21 personas y 42 heridos.

República Dominicana. Potros presuntamente ordenó al comando Madrid, dirigido por Ignacio de Juana, atentar contra un autobús de guardias civiles, lo que se produjo el 11 de julio de 1986. Murieron 12 guardias y más de 50 personas resultaron heridas.

Gobernador militar de Guipúzcoa. Presuntas órdenes al comando Donosti que el 2 de octubre de 1986 asesinaron al gobernador militar de San Sebastián, general Rafael Garrido, su esposa, su hijo y la transeúnte Josefa Teixeira.

Dirección Guardia Civil. Órdenes al comando itinerante de colocar un coche bomba contra la Dirección General de la Guardia Civil. El atentado se consuma el 17 de mayo de 1987 y falleció la anciana Carmen Pascual.

Asesinato de un policía. Órdenes a Mercedes Galdós, jefa del comando Nafarroa para que el 15 de junio de 1980 asesinase al policía Ángel Postigo, en Pamplona.

Artefacto contra un furgón. Instrucciones al comando Donosti para atentar contra un furgón policial en San Sebastián. Hubo 5 heridos.

Además será juzgado por los secuestros de los industriales Juan Pedro Guzmán y José Lipperheide, ocurridos en diciembre de 1985 y enero de 1982, respectivamente, el asesinato frustrado del ex presidente del Tribunal Supremo, Antonio Hernández Gil en 1986, la bomba contra un concesionario de Citroen en Hospitalet de Llobregat (Barcelona) en 1986 y la colocación de una bomba en el coche del suegro de un guardia civil.

Más información