CRISIS DEL SOCIALISMO VASCO

El comité nacional del PSE aprueba la ponencia de la Gestora con 21 enmiendas

El documento será enviado ahora a las agrupaciones locales y será debatido por los afiliados en el Congreso Extraordinario del partido a finales de marzo

El Comité Nacional de los socialistas vascos ha aprobado hoy la ponencia elaborada por la Comisión Gestora que se presentará al Congreso Extraordinario con la inclusión de 21 de las 50 enmiendas presentadas "que enriquecen y mejoran ostensiblemente" el texto original. El texto ha sido aprobado por una amplia mayoría, ya que tan sólo siete de los 186 miembros del órgano socialista que han asistido al encuentro en el Palacio Euskalduna de Bilbao se han abstenido.

Más información

El presidente de la Comisión Gestora, Ramón Jáuregui, ha explicado, en conferencia de prensa al término de la reunión, que la Comisión está "satisfecha" porque "considera que lo que fue su intento de síntesis política ha tenido un éxito notable en este Comité Nacional, que ha ratificado de una manera casi unánime -con siete abstenciones y ningún voto en contra- lo que fue nuestro proyecto".

Para el presidente de la Gestora, con la aprobación de la ponencia, "el partido ha construido ya unas líneas, unos perímetros claros de un discurso y estrategia que marcará al socialismo vasco en los próximos años" lo que "constituye el primer éxito de nuestro trabajo".

En opinión de Jáuregui, "el encauzamiento de este debate político ha serenado también notablemente el clima interno de la organización".

50 enmiendas

El texto base presentado por la Comisión Gestora, debatido hoy, había recibido un total de 50 enmiendas de las cuales, 21 han sido incluidas, "15 o 16 fueron retiradas en vista de las argumentaciones surgidas en el debate" y 12 fueron votadas y rechazadas por un porcentaje de 80 votos en contra y 20 a favor.

La ponencia, aprobada tras más de cuatro horas de reunión, se someterá a la discusión de los 8.777 afiliados de las 86 agrupaciones socialistas vascas convocadas al Congreso Extraordinario que se celebrará los días 23 y 24 de marzo en San Sebastián.

Entre el 14 de febrero y el 3 de marzo, los militantes podrán elaborar "sus propias enmiendas y remitir al congreso sus propuestas de adición o de reforma del texto aprobado hoy por el Comité Nacional".

"Será a partir del 3 de marzo cuando quienes pretendan aspirar a la secretaría general del partido podrán iniciar la fase de recogida de avales para presentar la candidatura" para lo que es "necesario un 10% de apoyos de los delegados", ha explicado Jáuregui.

En el Congreso Extraordinario se elegirá al nuevo secretario general de los socialistas vascos, el sucesor del dimitido Nicolás Redondo, para lo que se debe "procurar un máximo consenso y cohesión en la elección de un nuevo equipo que dirija el partido desde un liderazgo, que nosotros queremos renovado, reforzado y cohesionado", ha manifestado Jáuregui.

En relación a la renovación del censo de los militantes, Jáuregui ha explicado que "todavía no está normalizada" y que para el Congreso se aplicará el censo antiguo ya que, "entre otras razones", existen dificultades para la renovación por "razones de intimidad de nuestros afiliados", que deben aportar datos bancarios que "no quieren dar".

Autodeterminación

En relación a las enmiendas presentadas por Txiki Benegas, Jáuregui ha explicado que la Comisión ha incorporado "prácticamente todas menos media docena que él ha retirado después de escuchar nuestra respuesta".

Una de las enmiendas aprobadas, presentadas por Txiqui Benegas, se refería a la autodeterminación. En el texto, se aludirá a ella no como un derecho, sino como una reivindicación, punto que ha sido aprobado unánimemente. Otra de las cuestiones del presidente del PSE que se ha aprobado es la que afirma que el objetivo federalista no debe llevar a los socialistas "a dejar de seguir reivindicando como seña propia del socialismo vasco el modelo autonómico, el autogobierno de Gernika".

En cuanto a las enmiendas presentadas por el alcalde de Ermua, Carlos Totorika, de las más de una docena presentadas, se han rechazado la mayoría, ya que se referían a la crisis del PSE-EE y a la dimisión del que fuera su secretario general, Nicolás Redondo Terreros. "Digamos que trataban un poco de expresar una visión de parte sobre cómo se han producido estos acontecimientos. Estas enmiendas no han sido aceptadas porque sobre el pasado es mejor no enredarnos y porque, ciertamente, en el seno del Comité había posiciones muy encontradas, cabe decir casi antagónicas, sobre lo que pudieran ser las interpretaciones de la crisis", ha dicho Ramón Jáuregui.

Según ha declarado Jáuregui, la estrategia política del PSE se centra en "la unidad democrática frente a la violencia y en el reconocimiento de que el marco jurídico del Estatuto y la Constitución no arrastran ningún déficit y tienen una determinada potencialidad".

Además, recoge "el reconocimiento de la pluralidad, y por tanto, negación de los proyectos impositivos de una comunidad sobre la otra y el reconocimiento de que nuestro marco jurídico no es un corsé sino un marco dinámico en el que todas las propuestas democráticas son legítimas".

El PSE pretende ser una "apuesta" para que "el conjunto de las fuerzas políticas vean en él esa pieza clave de desbloqueo y esa oferta de esperanza para esa sociedad vasca bloqueada en su política, rota en las relaciones internas, sin unión contra la violencia y con un riesgo de ruptura y exclusión cada vez más graves".

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50