ELECCIONES GALLEGAS

Fraga: "El PP gallego encontrará a un Aznar en su momento"

El presidente de la Xunta vaticina que la sucesión en su partido no traerá el caos como en los casos de Carrillo y Felipe González

Ribeira (A Coruña) - 13 oct 2001 - 22:00 UTC

El presidente de la Xunta de Galicia y candidato del PP a la reelección, Manuel Fraga, ha hablado hoy, por primera vez en esta campaña, de su sucesión, al señalar que el partido "nunca se parará" por esta cuestión, "porque encontraremos un Aznar" o "a quien sea necesario, en cada momento".

En el mitin de Ribeira, en el que ha recibido las mayores ovaciones de esta campaña, Manuel Fraga ha comenzado refiriéndose a la renovación en sus listas electorales, algo que, según él, no han practicado sus adversarios, para entrar en el debate sobre su sucesión, al que no había aludido en estos días.

Más información

"El partido está vivo", ha dicho Fraga, antes de insistir en que el PPdeG "nunca se parará" por la sucesión, "porque encontraremos a un Aznar, a quien sea necesario, en cada momento".

El candidato popular ha comparado en este sentido al PP, como partido "capaz de renovarse en ideas, en principios y en gente", a otras formaciones que en su opinión no supieron afrontar sucesiones, como la de Santiago Carrillo en el PCE o Felipe González en el PSOE.

Encuestas

El veterano político gallego ha querido alertar a sus correligionarios contra un exceso de confianza a la vista de que las encuestas vaticinan una nueva mayoría absoluta de su partido. En este sentido, Fraga ha asegurado que preferiría que dichas encuestas arrojaran resultados más negativos porque así "trabajaríamos más" y ha insistido en que en el partido tiene "un riesgo", que es el "exceso de creencia en nuestro éxito".

En su intervención, constantemente interrumpida por un auditorio de cerca de 2.000 personas, Fraga ha asegurado que el inmovilismo lo practican otros partidos, al no variar apenas sus listas. "Deben de ser todos santos", ha ironizado.

Pesca y agricultura

Durante sus intervenciones de hoy en Santiago, primero, y en Ribeira, después, Fraga ha querido lanzar un mensaje de optimismo a los agricultores y pescadores afectados por graves problemas como la crisis de las vacas locas o la ruptura del acuerdo pesquero entre Marruecos y la Unión Europea.

En Ribeira, donde se encuentra uno de los principales puertos pesqueros de Galicia, ha asegurado que su gobierno "no tirará la toalla" y "a medio plazo" logrará "acuerdos pesqueros con Marruecos, una vez que la situación internacional se estabilice". Ribeira es uno de las poblaciones más afectadas por la ruptura del acuerdo pesquero entre la UE y Marruecos.

Previamente, en Santiago, Fraga ha anunciado su compromiso de suprimir el impuesto de sucesiones en la herencia de explotaciones agrarias, siempre que éstas se mantengan activas durante al menos cinco años, una medida con la que el PP pretende evitar que aumente el minifundismo, así como fomentar la continuidad de la actividad agraria, de forma que no se produzca un mayor abandono rural.

Así, en la capital gallega ha apuntado, sin aludir de forma expresa a las "vacas locas", que la situación del sector agropecuario "parte de un escenario que nos permite ser optimistas hacia el futuro y afrontarlo con una esperanza razonable", después de "haber superado diversas pruebas y haber padecido y sufrido problemas importantes en estos últimos años".

Después, en Ribeira, ha recordado la "gran preocupación" vivida en la comarca del Barbanza -de la que es capital este municipio- y en otras de Galicia tras el fracaso de las negociaciones entre la Unión Europea y Marruecos.

No obstante ha insistido en que su gobierno no tirará la toalla y añadió que "siendo prudentes y realistas", será posible a medio plazo llegar a acuerdos pesqueros con Marruecos, cuando la situación internacional se estabilice y después de que el sector pesquero supere "la debilidad en la que quedó la flota española, al evidenciar tanto su dependencia de las aguas marroquíes".

También ha recordado el "amplio paquete" de medidas sociales y ayudas económicas para paliar los efectos de la no renovación y para reestructurar la flota que faenaba en aguas del banco canario-sahariano.

"Rentabilizaremos al máximo esas ayudas", ha dicho Fraga, apuntando que seguirán siendo "muchos millones de euros, hasta 708 (más de 118.000 millones de pesetas)" procedentes en su mayor parte de fondos comunitarios, con los que se afrontarán las medidas.

EFE

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50