Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
SUCESO

Un policía muerto y un atracador herido en el asalto a un banco en Móstoles

El atraco ha sido realizado por un grupo de delincuentes comunes muy conocidos en Carabanchel que cuentan con numerosos antecedentes policiales

Los hechos han ocurrido minutos antes de las dos de la tarde en la sucursal de La Caixa situada en la confluencia de la calle de Ricardo Medem y la avenida de la Constitución, en pleno casco urbano de la localidad madrileña.

La víctima ha muerto en el tiroteo desencadenado al intervenir para detener los dos ladrones que son dos reclusos de la cárcel de Navalcarnero, que se encontraban de permiso y trataban de asaltar el banco. El atracador ha sido trasladado a un centro hospitalario "en estado grave por un impacto de bala en el estómago".

Un aviso interno desde la sucursal alertó a la Policía de que se estaba produciendo un atraco, por lo que dos agentes de un coche patrulla de la comisaría de Móstoles se desplazaron hasta el lugar y observaron, desde el exterior, "que la situación era de normalidad".

Los dos policías, no obstante, "tomaron las medidas oportunas" y optaron por entrar a la oficina, momento en el que los presuntos atracadores, "que se encontraban agazapados, se abalanzaron contra uno de ellos, que recibió un disparo en la cabeza y cayó al suelo" gravemente herido, según han explicado las mismas fuentes.

En su huida, los atracadores han sido interceptados por un coche camuflado de la policía, momento en que se ha entablado un tiroteo entre estos agentes vestidos de paisano y los delincuentes, uno de los cuales ha resultado herido de bala, mientras que el otro ha sido detenido y trasladado a dependencias policiales.

El policía ha recibido "varios impactos de bala, al menos uno en la cabeza", que, finalmente, le ha causado la muerte.

Dos reclusos de permiso

El delincuente herido, Miguel Hernández Hervias, de 38 años, "al presentar un impacto de bala con entrada en el estómago y salida por la espalda", según las mismas fuentes. Tenía acumulada una condena de 32 años, 26 meses y 24 días por delitos contra la propiedad. Ingresó por primera vez en la cárcel en 1979 y ahora llevaba 20 años y un mes en prisión de manera inenterrumpida.

El otro recluso que se encuentra en prisión desde el 7 de agosto de 1986, después de haber sido recluido en otras siete ocasiones con anterioridad, está condenado a un total de 38 años, 30 meses y 2 días después de acumular distintas sentencias por delitos contra la propiedad, así como un asesinato cometido en Orihuela, en 1986.

El alcalde de Móstoles, el socialista José María Arteta, se ha desplazado al lugar de los hechos y, tras transmitir el pésame a la familia del agente muerto, ha lamentado lo sucedido y ha asegurado que hacía muchos años que no se producía un atraco de estas características en la localidad.

El director general de la Policía, Juan Cotino, que esta mañana se había desplazado a Málaga tras conocerse la colocación de un coche bomba en el aparcamiento del aeropuerto de esa ciudad, ha regresado inmediatamente a Madrid tras conocer la muerte del agente.