LA SITUACIÓN EN EL PAÍS VASCO

El PSOE dice que la sucesión de Arzalluz por Ibarretxe abriría "el camino a la moderación"

División de opiniones en el PNV sobre el hipotético acceso del 'lehendakari' a la presidencia del partido

Madrid / Bilbao - 20 may 2001 - 22:00 UTC

Según Caldera, Ibarretxe puede conducir a su partido hacia "la renovación, anteponiendo la necesidad de acabar con la violencia frente a cualquier reivindicación de carácter nacionalista". Para el portavoz socialista, la campaña que desarrolló el candidato del PNV le acredita como "valor en alza" en el seno del nacionalismo" y ha destacado sus "signos y rasgos de autoridad", especialmente por "su declaración rotunda y ahora repetida de no depender, ni colaborar, ni mantener relaciones políticas con EH".

Ayer el secretario general del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero fue más escéptico y señaló que más que las personas le importaban "las políticas y los proyectos".

Satisfacción en IU

Más información

Con parecida satisfacción se ha expresado el coordinador general de Izquierda Unida, Gaspar Llamazares. Según él, el anuncio de retirada de Arzalluz es fruto del acercamiento de los últimos días entre el PNV y el PSOE, lo que a su juicio ha roto el frentismo que existía entre nacionalistas y no nacionalistas. "En Izquierda Unida estamos muy satisfechos por el giro que ha dado el PNV, que ha abierto un periodo de renovación en su estrategia", ha dicho.

Ni desde el PP ni desde el Gobierno ha habido aún reacciones a la noticia. Ayer, el presidente del PP de Vizcaya, Leopoldo Barreda afirmó que "de nada sirve el cambio de personas si no hay voluntad de cambio". Hoy, el alcalde de Vitoria, Alfonso Alonso, ha manifestado que " en el PNV hacía falta una renovación" y que en su partido se está "a la espera de ver cuál es el que adopta el PNV".

División de opiniones en el PNV

La "retirada" de Arzalluz también ha destado múltiples especulaciones en el seno del PNV. Algunos, como el ex diputado general de Álava Emilio Guevara, han celebrado la sugerencia de que Ibarretxe sustituya a Arzalluz; otros, como el portavoz del partido, Joseba Egibar, se han mostrado escépticos con esta posibilidad.

En declaraciones a Catalunya Radio, Egibar ha asegurado que la hipotética retirada de Xabier Arzalluz de la actividad política no supondrá el nombramiento de Juan José Ibarretxe como nuevo presidente del partido, aunque ha querido ser cauto y ha añadido que, en estos momentos, "cuestiones de sucesión o relevo no tienen mucho sentido".

Para Egibar se han sacado de contexto las palabras de ayer de Arzalluz en las que calificó a Ibarretxe de "líder" para Euskadi. Según el portavoz del PNV, que el lehendakari sea un líder es "algo innegable", pero eso no significa que vaya a ocupar necesariamente la presidencia del partido. "Como próximo lehendakari va a ser un referente inequívoco del nacionalismo y en la política del Estado", ha matizado.

En la misma línea se ha manifestado el presidente del PNV en Vizcaya, Íñigo Urkullu, quien ha comentado que Arzalluz tendrá "sus motivaciones y sus razones para haber hablado de esta manera pero en modo alguno en lo que pueda ser dejar la responsabilidad" del partido en manos de quien es lehendakari.

En todo caso Urkullu ha manifestado en Onda Cero que no cree que el presidente del PNV abandone su responsabilidad, pese a haber anunciado una "retirada progresiva" de la política.

Contra la bicefalia

En abierta discrepancia con Egibar y Urkullu, el ex diputado general de Álava Emilio Guevara, destacado militante del PNV, ha abogado hoy por que el lehendakari en funciones presida la formación peneuvista cuando se retire Arzalluz, de forma que se termine con la bicefalia que ha existido hasta ahora en este partido.

En declaraciones a Servimedia, Guevara ha manifestado que el anuncio de la retirada en los próximos años del presidente del PNV puede ser una "buena noticia" y que puede ser un buen momento para que el Ibarretxe ocupe su puesto.

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50