_
_
_
_

Las tres casas de la semana: vistas a la Costa Azul que cuestan 55 millones de euros

‘Negocios’ selecciona tres viviendas singulares, entre ellas un palacio del siglo XVI en Cantabria y un antiguo molino en tierras segovianas

negocios
Sandra López Letón

En el sur de Francia por 55 millones

Desde cada una de las terrazas de la casa se divisa el impresionante paisaje que concede la Costa Azul francesa, con sus pintorescos pueblos bañados por el mar Mediterráneo. Las vistas llegan hasta ciudad de Mónaco, que dista unos 10 minutos. La propiedad, que pertenece al municipio de Roquebrune-Cap-Martin, en la Provenza, se levanta en una zona rocosa frente al mar, donde son habituales las casas de lujo. Un ascensor recorre los tres niveles de la casa, que ha sido completamente renovada con un diseño y decoración a lo belle époque. Comienza con un vestíbulo con techos de gran altura, sala de estar, comedor, oficina y cocina. También ofrece una suite principal de casi 100 metros cuadrados con terraza privada, y cinco dormitorios adicionales. Hay gimnasio, sauna, cine y aparcamiento.

La parcela ajardinada cuenta con piscina climatizada, invernadero y estanque. En otro lado del jardín aparecen un apartamento independiente de dos habitaciones para el personal y una suite de invitados ubicada junto a la carretera que conduce hasta el mar. La vivienda está situada a 40 minutos del aeropuerto de Niza.


Palacio del siglo XVI en Bareyo

Frente al cabo de Ajo, en Bareyo, se encuentra el Palacio de la Peña, del siglo XVI, dentro de una finca amurallada con amplios jardines. Esta joya arquitectónica situada los pies del Cantábrico luce un escudo en su fachada principal que recuerda haber pertenecido al linaje Vélez de Hontanilla, alguacil mayor de la inquisición navarra y alcalde de la Junta de Siete Villas y Valle de Mena. En los años 90 del siglo pasado su actual propietario compró el inmueble, entonces en ruina, y lo rehabilitó. Las antiguas caballerizas se convirtieron en un amplio comedor y las numerosas estancias se dotaron de retablos de madera, obras de arte, muebles de época, armarios tapizados o alfombras de la Real Fábrica de Madrid. Aparte del edificio principal, que consta de seis suites, el conjunto cuenta con dos apartamentos equipados. Hasta hace poco, el palacio ha funcionado como hotel de lujo.

Antiguo molino con licencia turística

A poco más de una hora de Madrid, cerca de poblaciones segovianas como Pedraza, Sepúlveda y Riaza, se dispone esta propiedad singular. Incluye dos viviendas independientes: la principal es un molino de agua del siglo XIX, distribuida en dos plantas, con un vestíbulo con chimenea, salón, comedor con chimenea, cocina y tres habitaciones con dos baños. Un río linda con este molino. La segunda vivienda es el antiguo telar y dispone de salón con chimenea y dos habitaciones con baño, pensada para las visitas. El jardín, uno de los puntos fuertes al tener más de tres hectáreas de superficie, alberga un porche y diversas zonas de descanso adicionales con mesas de piedra hechas con las antiguas piedras del molino. La propiedad cuenta con licencia turística.

Sigue toda la información de Economía y Negocios en Facebook y Twitter, o en nuestra newsletter semanal

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Sandra López Letón
Redactora especializada en el sector inmobiliario, del que informa desde hace más de dos décadas. Ha desarrollado la mayor parte de su carrera profesional en EL PAÍS. Actualmente, escribe en el suplemento de información económica 'Negocios'. Es licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_