_
_
_
_
_

La antigua Faurecia reducirá su plantilla en 10.000 personas en cinco años: sus fábricas españolas se verán afectadas

El productor de componentes para el automóvil cuenta con plantas en Almussafes (Valencia), Vigo, Valladolid, Zaragoza, Vitoria, Pamplona, Barcelona y Madrid

El consejero delegado de Forvia (antigua Faurecia), Patrick Koller.
El consejero delegado de Forvia (antigua Faurecia), Patrick Koller.Vincent Isore/IP3 (Getty Images)

El fabricante de componentes para el automóvil Forvia, la antigua Faurecia, va a proceder a un fuerte ajuste de su actividad en Europa con la reducción de hasta 10.000 empleos en cinco años (de los de 75.500 actuales), a la vista de la caída de la producción automovilística en los últimos ejercicios y del estancamiento previsto hasta 2030. En el comunicado de los resultados anuales publicado este lunes, el fabricante francés ha explicado que para “minimizar tanto como sea posible el impacto sobre el empleo” de aquí a 2028 de este programa, bautizado ‘EU-Forward’, ha tomado una serie de decisiones para el recorte de la plantilla.

Además de aprovechar el proceso “natural” de no renovar puestos de los que se jubilan o dejan la empresa, va a “reducir inmediatamente y de forma drástica la contratación en Europa, adaptar el nivel de empleo no permanente y reducir fuertemente el recurso externo a I+D” (investigación y desarrollo). La justificación del ‘EU-Forward’ es que “el mercado automovilístico europeo no ofrece dinámica de volumen en los próximos años y sigue netamente inferior a su nivel de 2019″. En concreto, recordó que entre 2019 y 2023 la producción europea cayó un 16%, mientras que en Asia creció un 12%, y además “las últimas previsiones contemplan un crecimiento casi nulo de la producción automovilística europea entre 2023 y 2030″, al tiempo que en el resto del mundo progresará en torno al 9% en ese periodo.

Las plantas españolas de Forvia afectadas por el ajuste

Entre las fábricas de Forvia en España se encuentra la que tiene en Almussafes para dar servicio a la fábrica de Ford allí. Esta última afronta un mal momento por la pérdida de modelos, que ha llevado a la fábrica a reducir su producción un 39% respecto a 2019. La planta ha dicho adiós en los últimos años al Mondeo, el S-Max, el Galaxy y en abril dejará de hacer la furgoneta Transit Connect, que en 2023 supuso un tercio de su actividad. Todo esto llevó a que Ford pusiera en marcha un ERE el año pasado que redujo la planta en más de 1.100 personas, dejándola actualmente con unos 4.700 trabajadores.

La fábrica está a la espera de que Ford anuncie “la alternativa” en la que está trabajando para resolver la falta de carga de trabajo de esta planta, un anuncio que se espera para abril. Mientras tanto, la compañía y UGT han acordado un ERTE hasta fines de marzo para preparar la planta para la llegada de la nueva versión del Ford Kuga. Todo esto ha llevado a que el fabricante de componentes francés decida reducir su plantilla en Almussafes. Otro caso similar fue el de Lear, compañía que producía asientos para Ford y que anunció un ERE en diciembre para sus 159 trabajadores en Almussafes, finalizando así su actividad después de 29 años.

Más allá de Almussafes, Forvia cuenta con plantas en Vigo, Valladolid, Tarazona (Zaragoza), Vitoria, Pamplona, Abrera (Barcelona) y Villaverde (Madrid). Estas trabajan para las plantas de Stellantis (Vigo, Zaragoza y Madrid), Renault (Valladolid), Volkswagen (Pamplona) y Seat (Barcelona). Su nuevo proyecto implicará aumentar sus cargas de reestructuración en un 50% hasta unos 1.000 millones de euros, de los cuales la mitad serán en 2024-2025 y la otra mitad en 2026-2028.

Para Forvia, la región formada por Europa, Oriente Medio y África (EMEA) ha reducido su peso en la actividad total del grupo del 50% en 2019 al 46% en 2023 en términos de ventas. El fabricante de componentes tiene una fuerte presencia industrial en el Viejo Continente, en particular en Francia, España, Alemania, Reino Unido, Polonia, República Checa y Rumanía. Por lo que respecta a la tesorería, los gastos de reestructuración también subirán un 50% a unos 800 millones de euros, también en dos partes iguales en cada uno de esos periodos. La empresa espera con este ajuste un ahorro de unos 500 millones en base anual en 2028.

El objetivo en términos financieros es mejorar la rentabilidad para superar un 7% de la facturación en Europa, frente al 2,5% en 2023 y disminuir el peso de la región EMEA al 40% de las ventas en 2028 (frente al 46% en 2023). EMEA debería suponer un 35% del resultado operativo de Forvia en 2028, cuando en 2023 supuso únicamente el 22%. Forvia consiguió el pasado año 222 millones de euros de beneficio, comparados con los 382 millones de pérdidas que había registrado en 2022. Su resultado operativo progresó un 35,7% hasta los 1.439 millones de euros, al tiempo que su facturación registró un alza del 10,9% (14% en términos comparables) hasta 27.248 millones.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_