_
_
_
_
_

Acciona abrirá en España un centenar de estaciones de intercambio de baterías para sus motos Silence

Serán más de 1.000 puntos de intercambio los que haya en las principales ciudades antes de que finalice el año

Acciona España
Motos de Acciona, en Roma.
Guillermo Calvo

Acciona va a por todas en el mercado de las recargas de vehículos eléctricos. La empresa española ampliará la red de baterías para los vehículos de la marca Silence, propiedad de la propia empresa española, y contará antes de que finalice el 2023 con 100 estaciones de recarga en las principales ciudades españolas. En total, serán más de 1.000 puntos de intercambio.

Este impulso que da Acciona a las estaciones de batería para las motos Silence está dentro del marco de mantener la posición de liderazgo de la marca en España, por cuarto año de manera consecutiva. Este escúter tiene una cuota en el mercado para usos particulares del 30%, según los últimos datos, publicados por la Asociación Nacional de Empresas del Sector de Dos Ruedas (Anesdor) en el mes de septiembre.

Esta situación no solo ocurre en el mercado español; el modelo S01 lleva cuatro años liderando el mercado en Europa, al cierre de 2022, con una cuota del 22,7%. Incluyendo todos los modelos, el parque móvil Silence asciende ya a 50.000 motos.

Acciona cuenta con una red de intercambio de 60 estaciones en ciudades de España, que permiten la sustitución de baterías de esta marca de motos Silence de una manera rápida y sencilla. La ciudad que más puntos tiene de carga en España es Barcelona, con nueve; y le sigue Madrid con ocho. Otras metrópolis de España que también ofrecen este tipo de servicios son: Bilbao, Las Palmas de Gran Canaria, Santa Cruz de Tenerife, Sevilla, Zaragoza, Málaga, Murcia, Palma de Mallorca, Alicante y Vigo.

Una alternativa eficaz

El servicio de intercambio de baterías Acciona permite al usuario comprar la moto sin la necesidad de adquirir la batería eléctrica que carga el vehículo, disminuyendo así el coste de la escúter en cerca de un 40%. Permite disponer de una batería a través de una suscripción mensual. Además, todos los vehículos Silence usan el mismo estándar de baterías extraíbles.

El modelo que propone Acciona de autorrecarga de batería hace que el usuario en menos de 30 segundos pueda cambiar su batería por una completamente cargada. Gracias a una aplicación móvil, el cliente puede localizar la batería más próxima posible y la puede cambiar de manera casi instantánea. El programa piloto se desarrolló en Barcelona, concretamente en la Calle Urgell. Para el próximo ejercicio, el objetivo es que la colaboración con la petrolera Cepsa permita la apertura de 30 estaciones baterías.

Shell, un gigante anglo-neerlandés de los combustibles fósiles, ha iniciado también un proyecto similar de estaciones de intercambio de baterías. Ya ha instalado dos en Madrid y en sus previsiones pasan por expandir el negocio en las islas Canarias antes de que acabe el año. Hasta la fecha, estas instalaciones se han construido en varios estacionamientos públicos de Madrid y Barcelona. En el futuro, esta red se extenderá por 35 concesionarios y a más de 150 puntos de venta que tiene Silence en España.

Sigue toda la información de Economía y Negocios en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Guillermo Calvo
Redactor de la sección de Economía en El PAÍS. Ha trabajado en varios medios locales, en Capital Radio y en Confidencial Digital, donde cubrió información parlamentaria. Estudió Periodismo en la Universidad Complutense de Madrid y es Máster Periodismo UAM-El PAÍS.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_