El turismo en agosto: menos llegadas que antes de la pandemia pero más gasto medio por viajero

El INE calcula que el dinero gastado por persona supera el importe de 2019 impulsado por la inflación

Turistas alemanes en una terraza cerca de la playa de El Arenal de Palma de Mallorca, el pasado junio.
Turistas alemanes en una terraza cerca de la playa de El Arenal de Palma de Mallorca, el pasado junio.FRANCISCO UBILLA

En agosto llegaron menos turistas a España que antes de la pandemia, pero gastaron más de media, en parte por las subidas en precios. Fueron 1.276 euros, frente a los 1.157 euros de igual mes de 2019, el último verano antes del estallido de la pandemia, según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) publicados este martes. Las llegadas ascendieron a 8,82 millones de personas, una subida de considerable del 69,7% respecto a igual mes de 2021, pero todavía un 13% por debajo de hace tres años.

Tras dos años de crisis por las restricciones que sufrieron los desplazamientos por el coronavirus, el turismo español ha vivido en 2022 un verano como los de antes, con cifras de llegadas y gasto más normalizadas. Ese era el objetivo más realista del sector y del Gobierno. Ni la escalada de los precios o el temor en toda Europa a una recesión en otoño han tenido un impacto significativo de momento. Así, entre junio y agosto (la temporada alta más fuerte del año), llegaron a España en total 25,35 millones de turistas, lo que significa recuperar el 88% de los niveles prepandemia (28,82 millones de llegadas en igual periodo de 2019).

Los ingresos que genera el turismo son clave para la economía española, sobre todo en este año de dudas sobre la evolución del PIB en la recta final del año. El gasto total de los turistas que visitaron España en agosto fue de 11.258 millones, un 90,6% más que en agosto de 2021 y un 4% por debajo de igual mes de 2019. “Las expectativas de recuperar a nueve de cada diez turistas internacionales de la prepandemia en los meses centrales del verano, durante julio y agosto, se han cumplido. España ha vivido una temporada alta turística extraordinaria y estamos encarando el otoño sin que la inflación y la incertidumbre provocada por la guerra esté lastrando por el momento esa reactivación turística”, ha afirmado la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto. “La recuperación del 93% de los asientos programados por las compañías aéreas para volar a nuestro país durante el mes de octubre son un ejemplo de ello”.

Pero no se trata aún de una recuperación total, según ha advertido este martes Jorge Marichal, presidente de la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (CEHAT). “La recuperación no es total porque todavía contrastan los 8,8 millones de turistas llegados en agosto con los más de 10 de agosto de 2019, aunque a nivel de recaudación las cosas van mejor y, en proporción, es mayor, mientras la estancia media se mantiene”, ha afirmado. Para los hoteles, y el resto de empresas del sector, no solo cuenta el número de llegadas, sino que se valora especialmente cuánto dinero se deja cada turista, un elemento clave para mejorar su rentabilidad.

Julio, el más potente

No todos los meses de este verano han sido igual potentes. Julio ha sido el mejor, con datos de llegadas solo un 8% de los niveles prepandemia y un gasto total casi idéntico al de 2019. En julio el porcentaje bajó al 15% y ahora, en agosto, al 13% respecto a hace tres años. Aquel verano no registraron máximos en llegadas de turistas, pero fue uno de los mejores. Y el ejercicio 2019 en su conjunto sí fue récord.

Ha sido el gasto medio por viajero el que, por el efecto mágico de la inflación, ha superado los niveles prepandemia. Se ha situado en 1.276 euros por persona, frente a los 1.157 euros de 2019. Hay que tener en cuenta que el IPC estaba en aquel mes de agosto de 2019 en el 0,3% y en este tocó el 10,5%, una diferencia abismal que ha erosionado el bolsillo de los turistas. También el gasto medio diario ha superado en agosto el de hace tres veranos: 162 euros frente a los 147 euros de entonces. Y eso con una duración del viaje ligeramente inferior: 7,86 días frente a los 7,88 días de agosto de 2019.

Baleares, primer destino

El regreso del turismo internacional —salvo el asiático, todavía restringido por la pandemia— explica el impulso adquirido este año. El Reino Unido sigue siendo el principal país de residencia de los viajeros que llegan a España, con 1,8 millones de personas en julio, el 20,8% del total y un aumento del 157% respecto a agosto de 2021. Francia (1,6 millones) y Alemania (1,1 millones) son los siguientes países con más turistas que visitan España. Entre el resto de países de residencia cabe destacar los crecimientos anuales de los turistas procedentes de Irlanda (106,7%), Italia (106,4%) y Estados Unidos (96,8%).

Respecto a los destinos, Baleares fue el primer destino en julio, con el 24,8% del total. Le siguieron Cataluña (21,4%) y Andalucía (14,6%). A Baleares llegaron en agosto cerca de 2,2 millones de turistas (el 97% de los que llegaron en agosto de 2019), principalmente procedentes de Alemania y el Reino Unido. El número de turistas que visitaron Cataluña rozó los 1,9 millones (el 80% de agosto de 2019), y proceden en su mayor parte de Francia y de otros países europeos. La tercera comunidad de destino principal por número de turistas es Andalucía, con casi 1,3 millones (el 92% de agosto de 2019), con el Reino Unido y Francia como primeros mercados de origen.

EL PAÍS de la mañana

Despiértate con el análisis del día por Berna González Harbour
RECÍBELO

Sobre la firma

Cristina Galindo

Es periodista de la sección de Economía. Ha trabajado anteriormente en Internacional y los suplementos Domingo e Ideas.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS