El pago de la hipoteca esquiva la presión de la inflación en el segundo trimestre: las ejecuciones hipotecarias bajan un 4,1%

Se trata del primer descenso tras siete trimestres consecutivos al alza a causa de la pandemia

Los Mossos d’Esquadra se enfrentaban en febrero a un grupo de vecinos que intentaba paralizar el desahucio de una familia en Barcelona.
Los Mossos d’Esquadra se enfrentaban en febrero a un grupo de vecinos que intentaba paralizar el desahucio de una familia en Barcelona.Pau Venteo (Europa Press)

Las ejecuciones hipotecarias sobre viviendas habituales en España sumaron 3.165 inscripciones en el segundo trimestre del año, la mitad por préstamos concedidos durante la burbuja inmobiliaria, entre los años 2005 y 2008. La cifra que publica este miércoles el Instituto Nacional de Estadística (INE) supone un descenso del 4,1% respecto a la registrada en el mismo periodo del año anterior y es el primer descenso tras siete trimestres consecutivos al alza.

Una vez dejado atrás lo peor de la pandemia, la estadística pone de relieve que entre los meses de abril a junio de este año, menos hipotecados tuvieron dificultades para hacer frente al pago de la letra mensual que deben a su banco y eso a pesar de la presión de la inflación. La situación en el segundo trimestre mejoró ligeramente con respecto a los tres primeros meses del año, cuando el INE hizo público que el número de ejecuciones hipotecarias sobre viviendas habituales iniciadas e inscritas en los registros de la propiedad como consecuencia del impago de la hipoteca creció un 3,4%. En cualquier caso, la situación actual queda muy lejos de ese máximo histórico de 9.659 ejecuciones hipotecarias registradas en el segundo trimestre de 2014, en pleno pinchazo de la burbuja inmobiliaria, cuando las ejecuciones y los desahucios de familias enteras se contabilizaban por decenas de miles.

También descendieron las ejecuciones hipotecarias sobre viviendas cuyo titular es una persona física, pero se trata de una residencia habitual. Es decir, puede ser una segunda casa en el pueblo o en la playa: sumaron 692 procedimientos en toda España, un 19,8% menos interanual. Y lo mismo con los procedimientos sobre viviendas que pertenecen a personas jurídicas: 739 (un 60,2% menos que un año antes). Así, las ejecuciones sobre viviendas —que concentraron el 64,6% del total de ejecuciones hipotecarias en el segundo trimestre— alcanzaron las 4.596, un 23,6% menos que en el mismo periodo del año anterior.

Las regiones donde se concentró el grueso de procedimientos de embargo de viviendas fueron Comunidad Valenciana (1.054), Andalucía (1.041) y Cataluña (804). Donde menos ejecuciones se iniciaron fue en Navarra (20), La Rioja (35) y Cantabria (44).

La ejecución hipotecaria es el procedimiento que el banco inicia cuando el hipotecado deja de pagar su deuda con el objetivo de embargar la casa y sacarla a subasta, pero es importante aclarar que no todos concluyen con el lanzamiento o desahucio de los propietarios. Es más, estos han descendido desde que el Gobierno aprobó el escudo social durante la pandemia —los impagos crecieron en 2020 y, todavía más, en 2021—, una medida que supone la suspensión de los desahucios y lanzamientos de viviendas para personas y familias vulnerables y que el Ejecutivo ha extendido hasta el próximo 31 de diciembre de 2022.

Las hipotecas contratadas durante el bum inmobiliario, muchas de ellas concedidas por importes superiores al 80% del valor de tasación de la vivienda, son las que siguen arrastrando problemas de impago. El 15,8% de las ejecuciones hipotecarias iniciadas sobre viviendas en el segundo trimestre correspondieron a hipotecas constituidas en 2007, el 15,6% a hipotecas firmadas en 2006, y el 9,8% a préstamos de 2005. El periodo que va de 2005 a 2008 concentró el 49,6% de las ejecuciones. Por esto, solo el 9,5% de los procedimientos fueron sobre viviendas nuevas y el 90,5% sobre casas usadas. El número de ejecuciones hipotecarias sobre viviendas nuevas disminuyó un 43,7% en tasa anual y el de casas de segunda mano bajó un 20,7%.

Si además de las viviendas se incluyen en el cómputo global las ejecuciones hipotecarias de otro tipo de inmuebles como solares, fincas rústicas, locales, garajes, oficinas, trasteros o naves, el número de inscripciones de certificaciones por ejecuciones hipotecarias fue de 7.115, lo que supone un 10,7% menos que el trimestre anterior, y un 27,4% menos que en el mismo trimestre de 2021.

EL PAÍS de la mañana

Despiértate con el análisis del día por Berna González Harbour
RECÍBELO

Sobre la firma

Sandra López Letón

Redactora especializada en el sector inmobiliario, del que informa desde hace más de dos décadas. Ha desarrollado la mayor parte de su carrera profesional en EL PAÍS. Actualmente, escribe en el suplemento de información económica 'Negocios'. Es licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS