Iberdrola y BP invertirán 1.000 millones en 11.000 puntos de recarga de coches eléctricos en España y Portugal

Las energéticas española y británica sellan una alianza para el desarrollo del hidrógeno verde en la Península y el Reino Unido

El mayor centro de recarga ultrarrápida para vehículos eléctricos del sur de Europa, en Elche.
El mayor centro de recarga ultrarrápida para vehículos eléctricos del sur de Europa, en Elche.MORELL (EFE)

La eléctrica española Iberdrola y la petrolera británica BP han anunciado este jueves sendas alianzas estratégicas para invertir 1.000 millones de euros en el despliegue de 11.000 puntos de recarga de vehículos eléctricos en la península Ibérica y para desarrollar centros de producción de hidrógeno verde “a gran escala” en España, Portugal y el Reino Unido. Los acuerdos de colaboración terminarán de constituirse a finales de este año.

Los nuevos cargadores rápidos y ultrarrápidos se instalarán en “ubicaciones de gran demanda” y ampliarán “significativamente” el acceso a la recarga, tanto para turismos como para furgonetas y vehículos pesados, “acelerando de esta forma la movilidad eléctrica”. Los primeros 5.000 estarán listos en 2025, mientras que los 6.000 restantes llegarán antes de 2030, una década clave para el despegue definitivo de la movilidad eléctrica. “Para lograrlo, BP e Iberdrola proponen incluir en esta joint venture sus actuales y futuros centros de recarga rápida”, se lee en la nota publicada este jueves. Ambas compañías ya colaboran en el desarrollo de soluciones conjuntas para la recarga pública y doméstica en el Reino Unido.

Hasta la fecha, Iberdrola cuenta con 2.500 puntos de recarga en España y Portugal, con lo que duplicará su infraestructura en menos de tres años. Por su parte, BP cuenta con 10.000 en las islas británicas y, en menor medida, en Alemania, y ahora busca convertir sus 1.300 estaciones de servicio en la Península en centros de recarga.

En lo referente al hidrógeno de procedencia verde, la alianza recién sellada busca ampliar la producción de este gas —fundamental para la descarbonización de los camiones y trenes que hoy operan con diésel, así como de los aviones que queman queroseno— y de derivados como el amoníaco y el metanol. En todos los casos, ambas empresas ven “potencial” para exportar a los países del norte de Europa.

El objetivo de Iberdrola y BP es el desarrollo conjunto de centros de producción de hidrógeno en España, Portugal y el Reino Unido, con una capacidad total de “hasta 600.000 toneladas al año, integrando nueva capacidad en energía renovable”. Su intención es ampliar esta colaboración a “otras geografías”, sin especificar.

“Con este acuerdo seguimos avanzando en la descarbonización y la autosuficiencia energética a través de la electrificación de dos sectores clave de nuestra economía, el transporte y la industria”, ha subrayado el presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, en la nota en la que se anuncia el doble acuerdo “La dimensión de este reto requiere de alianzas entre empresas como Iberdrola y BP, que cuentan con la tecnología y el conocimiento necesarios que ayuden a acelerar el desarrollo industrial de Europa y generar, al mismo tiempo, bienestar y nuevas oportunidades para todos a través de las energías limpias”.

Por su parte, el consejero delegado de BP, Bernard Looney, ha subrayado que “el desarrollo de las soluciones energéticas de bajas emisiones de carbono que demandan nuestros clientes requiere de la integración de diferentes tecnologías, capacidades y formas de energía; y podremos conseguirlo más rápidamente y a gran escala trabajando en colaboración con otros”.

Sobre la firma

Ignacio Fariza

Es redactor de la sección de Economía de EL PAÍS. Ha trabajado en las delegaciones del diario en Bruselas y Ciudad de México. Estudió Económicas y Periodismo en la Universidad Carlos III, y el Máster de Periodismo de EL PAÍS y la Universidad Autónoma de Madrid.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS