Cellnex pujará por las torres de Deutsche Telekom en solitario o con un socio financiero

La operadora de infraestructuras augura también fusiones en las empresas de torres tras la unión de Orange y MásMóvil

Tobias Martínez (izquierda) y Bertrand Khan, durante la rueda de prensa previa a la junta de accionistas, este jueves, en Madrid.
CELLNEX
28/04/2022
Tobias Martínez (izquierda) y Bertrand Khan, durante la rueda de prensa previa a la junta de accionistas, este jueves, en Madrid. CELLNEX 28/04/2022CELLNEX

Cellnex está decidida a pujar por la filial de torres de la operadora alemana Deutsche Telekom, valorada en hasta 18.000 millones de euros, con financiación propia o con la incorporación de un socio financiero que aporte parte de los fondos, aunque descarta completamente realizar una nueva ampliación de capital para acometer la operación.

Así lo ha desvelado el consejero delegado de Cellnex, Tobías Martínez, en un encuentro previo con los medios de comunicación antes de la celebración de la junta general de accionistas de 2022. “Nunca nos hemos cerrado a tener un socio que aporte valor al proyecto, que no solo es dinero, porque esta compañía tiene acceso a financiación en el mercado de deuda, como ha demostrado en el pasado, aunque la fecha del proceso siempre la conduce el vendedor”, ha señalado el directivo.

Alemania es el único gran mercado europeo relevante en el que Cellnex no está presente, por lo que la entrada en el mismo le daría una ventaja competitiva respecto a sus grandes rivales como American Tower. Deutsche Telekom ha puesto a la venta 40.600 torres en Alemania y Austria con el fin de reducir deuda en un proceso que puede culminarse el próximo mes de junio. Se estima que la valoración estará en una horquilla entre 15.000 y 18.000 millones de euros, aunque la operadora alemana puede conservar una participación minoritaria de la filial en venta.

El operador de torres español contaría con el apoyo de Brookfield y GIC —el fondo soberano de Singapur que además es accionista significativo en el capital de Cellnex— como posibles socios en la transacción, según publicó el diario financiero alemán Handelsblatt. Los posibles competidores en la puja alemana serían Vantage Towers —la división de torres de Vodafone—, los fondos de inversión internacionales KKR y GIP y American Tower. La torrera que cotiza en el Ibex gestiona en Europa 137.000 emplazamientos repartidos por 12 países europeos (España, Italia, Países Bajos, Francia, Suiza, Reino Unido, Irlanda, Portugal, Austria, Dinamarca, Suecia y Polonia).

Fusiones

Con respecto a la consolidación en el sector de las telecomunicaciones, Martínez ha augurado que la fusión en marcha entre MásMóvil y Orange puede forzar también a un proceso de consolidación en las empresas de infraestructuras, porque “no tiene sentido que en un mercado como España pueda haber tres operadores de red, si finalmente se fusionan Orange y MásMóvil, y a la vez cuatro empresas de torres (American Tower, Vantage, Totem y la propia Cellnex). “A alguien no le van a salir los números”, ha afirmado.

El directivo ha subrayado que, en el caso de Cellnex, los clientes continúan “renovando sus contratos” y cuenta con un negocio con distintos servicios y muy maduro con contratos a largo plazo, con lo que cuenta con una mayor diversificación y una mayor “solidez” para afrontar la consolidación”.

El directivo también ha defendido que la compañía genera valor a pesar de no repartir dividendo por reinvertir en su crecimiento. Además ha asegurado que “no se justifica” un dividendo si se está recurriendo a ampliaciones de capital. Asimismo, el presidente de la firma, Bertrand Kan, ha asegurado que la compañía comparte la “frustración” con el precio de la acción, pero ha mostrado su confianza a futuro y ha señalado que muchas veces los mercados valoran distintos factores.

Cellnex presentó resultados este miércoles. Entre enero y marzo de 2022, perdió 93 millones de euros, un 116% más que en el periodo comparable. No obstante, elevó en un 64% sus ingresos, hasta alcanzar los 828 millones, mientras que el Ebitda ajustado (beneficio bruto de explotación) se situó en 634 millones, el 66% más. El crecimiento se mantendrá durante toda la campaña al consolidar ya las recientes compras de torres en Polonia, Países Bajos, Italia y Francia y se cerrará, en el segundo semestre, la integración de los activos de CK Hutchison en Reino Unido. La deuda financiera asciende hasta los 13.600 millones de euros, si bien el 86% del total está referenciada a tipo fijo. En marzo, Cellnex llevó a cabo una emisión de bonos por un importe de 1.000 millones de euros.

Sobre la firma

Ramón Muñoz

Es periodista de la sección de Economía, especializado en Telecomunicaciones y Transporte. Ha desarrollado su carrera en varios medios como Europa Press, El Mundo y ahora EL PAÍS. Es también autor del libro 'España, destino Tercer Mundo'.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS