El exgestor de la fortuna de Sandra Ortega pierde el juicio en el que reclamaba un finiquito mayor por su despido

José Leyte entendía que la extinción de la relación laboral debería ser calificada como improcedente

Sandra Ortega, en una imagen de archivo.
Sandra Ortega, en una imagen de archivo.Efe

La guerra judicial de Sandra Ortega y el exgestor de su fortuna, José Leyte, ha cerrado un primer capítulo con victoria para la primogénita de los cofundadores del imperio Inditex, Amancio Ortega y Rosalía Mera. El que fuese mano derecha de Mera, primero, y de Sandra Ortega, después, ha perdido el juicio en el que reclama un finiquito mayor al propuesto por su despido, según la sentencia del Juzgado de lo Social número 1 de A Coruña.

El pasado noviembre Leyte fue despedido de Rosp Corunna y este lo llevó a los tribunales, descontento con el finiquito. La relación entre el ya exgestor de la compañía y la hija de Mera se fue torciendo a medida que la inversión en Room Mate hacía agua y, justo cuando estalló la pandemia, saltó por los aires. La empresa justificó la salida por “pérdida de confianza”, aunque el directivo entendía que su contrato era ordinario. Es decir, que el fin de su relación laboral debería de ser calificado como despido improcedente, lo que le reportaría una indemnización superior. Sin embargo, la justicia sostiene que desde el inicio se le consideraba como de la alta dirección.

“Podemos afirmar que la relación del actor con las demandadas debe ser calificada de alta dirección, porque era el director general, ostentaba amplios poderes de actuación de le otorgaba una gran capacidad de actuación para la gestión de la family office, dependiendo únicamente de la administradora única”, recoge el fallo. Esta es la principal razón por la que la magistrada desestima la demanda: “Por todas las razones expuestas, procede la desestimación de la demandada en todas sus pretensiones, sin perjuicio del derecho que le asiste a la parte actora de ejercitar de manera separada la acción de reclamación de cantidad indebidamente acumulada a la acción de despido”.

Según adelanta La Voz de Galicia, el directivo recurrirá la sentencia y reclamará la indemnización mayor por despido de alta dirección. Esta incluye el preaviso de seis meses, que ascendería a 710.000 euros, y la liquidación correspondiente entre la que se incluye la parte proporcional de los bonus anuales del ejercicio 2020, que suman 854.083 euros. Contra la resolución cabe recurso de suplicación ante el Tribunal Superior de Justicia de Galicia en el plazo de los cinco días siguientes a la notificación de este fallo.

Mano derecha de Rosalía Mera

Leyte, licenciado en Derecho y diplomado en Ciencias Económicas y Empresariales por la Universidad Pontificia Comillas, fue la persona en quien Rosalía Mera confió la gestión de su inmensa fortuna tras ficharle en el año 2000, después de fajarse a lo largo de dos décadas en la galaxia financiera de Arthur Andersen, Barclays y Deutsche Bank. Durante 13 años, se convirtió en la persona de confianza de Mera para los negocios, mientras la hija de la multimillonaria se centraba en la filantropía. Cuando la madre falleció de forma repentina, en 2013, la heredera Sandra Ortega Mera se apoyó en él para aterrizar en ese mundo de los negocios. Pero esa estrecha relación con la mujer más rica de España —tiene un patrimonio de 6.200 millones de euros, según Forbes— acabó de forma abrupta con una guerra judicial que todavía no ha acabado.

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

Ortega le acusa de apropiación indebida, falsedad documental y administración desleal. Y el que fuese su mano derecha, además de la demanda por su finiquito, contratacó con su versión sobre los hechos que se le imputan: admitió ante la jueza que la empresaria no es la verdadera autora de varias de las firmas con su nombre que rubrican los documentos con los que accedió a avalar préstamos a Room Mate, la firma hotelera del madrileño Kike Sarasola en la que Ortega tiene una participación del 30% a través de Rosp Corunna. Pero, según explicaron fuentes de su defensa, el exgestor aseguró que siempre lo hizo con la “autorización” de Ortega.

Sobre la firma

Hugo Gutiérrez

Es periodista de la sección de Economía, especializado en Turismo, Distribución y Gran Consumo. Ha desarrollado la mayor parte de su carrera en EL PAÍS tras pasar por el diario gaditano Europa Sur. Es licenciado en Periodismo por la Universidad de Sevilla y Máster de periodismo de El País y Especialista en información económica de la UIMP.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS