Alcoa anuncia que seguirá con la planta de Lugo, pero no volverá a la actividad completa hasta 2024

La empresa de aluminio traslada al comité de San Cibrao una propuesta de acuerdo que prevé ceses temporales a cambio de “un permiso retribuido” y se compromete a “no iniciar ningún despido colectivo” en cuatro años

Barricada de trabajadores de Alcoa San Cibrao, a finales de septiembre, al retomar la huelga indefinida.
Barricada de trabajadores de Alcoa San Cibrao, a finales de septiembre, al retomar la huelga indefinida.Emilio Perez Vazquez (EFE)

Alcoa ha anunciado este lunes que pretende seguir produciendo aluminio en la fábrica de San Cibrao (Cervo, Lugo), pero no lo hará al 100% hasta 2024. La empresa que ha provocado en los dos últimos años las mayores movilizaciones sociales que recuerda la comarca de A Mariña busca ahora la paz con una propuesta de acuerdo que ha trasladado hoy al comité de empresa y que será valorado mañana martes por los sindicatos en un pleno extraordinario. El plan empresarial prevé ceses temporales de la actividad a cambio de “un permiso retribuido”, tal y como indica en un comunicado, para los trabajadores afectados. Además, se compromete a “no iniciar ningún despido colectivo por un periodo de cuatro años”.

Alcoa califica la medida de “solución a medio-largo plazo” para la fábrica de aluminio lucense, y la ha difundido a través de una nota remitida a los medios de comunicación. El futuro de la única planta de aluminio primario en España, insiste la multinacional igual que en anteriores ocasiones, pasa por la factura de la luz. Es preciso, defiende, buscar “urgentemente” preacuerdos para 2024 con las suministradoras eléctricas para que la producción de aluminio en España sea competitiva. Hasta que logre esos precios “mínimamente competitivos”, afrontará pérdidas y deberá cesar la actividad de las secciones de electrólisis y electrodos. La producción, se compromete, seguirá con la parte de fundición para servir a los clientes, pero se retomará por completo la actividad industrial en enero de 2024.

En su comunicado, la multinacional se justifica otra vez más en “los desorbitados precios de la electricidad” en la actualidad, que “hacen inviable la planta”. “En un esfuerzo por encontrar una solución”, dice, propone a los representantes de la plantilla “una opción para mantener el empleo, promover la viabilidad futura y frenar las importantes pérdidas que está acumulando” la factoría del norte de Lugo.

Ese acuerdo de la compañía plantea el cese temporal de la actividad que se califica de “hiperelectrointensiva”, es decir, electrólisis y ánodos, durante dos ejercicios. Para los afectados, propone “un permiso retribuido”, mientras que otros seguirán trabajando en la fundición “para asegurar el suministro de metal a los clientes”. “Creemos que esta propuesta es una solución razonable para los trabajadores, permitirá la viabilidad futura de la planta de aluminio y detendrá las pérdidas significativas que está acumulando la planta”, expone el director comercial, Tim Reyes: “Con los precios de la energía en niveles desorbitados, es de interés para todos cesar la producción temporalmente una vez que se obtengan preacuerdos de energía razonables, con el compromiso de su reinicio completo en dos años”.

La electricidad, el 60% del coste de producción

Fuentes de la empresa han especificado a Europa Press que las pérdidas operativas solo en noviembre estarán, calculan, por encima de los 20 millones de dólares (unos 17,7 millones de euros), “sin contar el efecto que tiene la huelga en la liquidez de la compañía”. El coste de la electricidad es más del 60% del total de los costes de producción, según las mismas fuentes.

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

El comité ha convocado un pleno extraordinario para este martes, a las 9,30 horas, para que los sindicatos valoren la propuesta. También pedirá una reunión con representantes de la Xunta y del Gobierno central para conocer su valoración, y mantiene la asamblea general convocada previamente para mañana al mediodía. El Comité añade que durante los permisos retribuidos que les han propuesto, Alcoa habla de “planes de formación” y de “rotación”.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS